Los Wolves regresaron a los playoffs en un partido de titanes.

Los Wolves regresaron a los playoffs en un partido de titanes.

La maldición se acabó en una última fecha de infarto

En un partido decidido en los últimos segundos, los Wolves clasificaron gracias a la combinación de Karl -Anthony Towns y Jimmy Butler, bien acompañados de un gladiador inesperado. A pesar de la monstruosa actuación de un Nikola Jokic omnipresente.

Con los Wolves clasificados, una ciudad grita de alegría; un rey implanta un record más en su ilustre carrera; unos Heats dan un aviso de revolución; un gigante cae ante la Ceja y una furia retumba al mundo cual rayo, gritando que él es el rey del triple doble. Esto y más en el mejor resumen de la jornada.

El partido de la jornada:

Wolves 112 – Nuggets 106

En un duelo de titanes, los Wolves clasificaron a la post temporada después de 13 temporadas en un juego definido en el último minuto, gracias a la impecable marca ejecutada por un gladiador como Taj Gibson sobre Nikola Jokic, quien no pudo anotar en el overtime.

Con un Karl Anthony Towns dominante (26 puntos y 14 rebotes) y un Jimmy Butler ejerciendo de caudillo (31 puntos), los Wolves fueron a buscar el partido, ante un cuadro muy nervioso que ejecutaba sin orden, pero con la inspiración de un Jokic on fire, quien se batió en un duelo personal con Towns.

Colosal, increíble, sorprendente… en fin son muchos los adjetivos que podemos colocar al enfrentamiento de estos dos colosos que nos mostraron todos sus talentos.

La fuerza y velocidad de Towns hacían temblar a los Wolves que lo veían como una furia de la naturaleza. Mientras que la técnica y el tiro (parecía Dirk) de Jokic ponían a temblar a todo el estadio. Dos estilos distintos con un solo objetivo: el triunfo

Fue un primer tiempo favorable para los Wolves, debido a que los Nuggets se mostraron muy imprecisos, perdiendo constantemente el balón. Teniendo a un Jamal Murray muy incisivo en el ataque, pero muy deficiente en el armado. Sumado a esto la nula participación de un Paul Millsap desaparecido.

El león de Minesota ruge por los playoffs

Hablar de Jimmy Butler es hablar del jugador más importante de su escuadra (Karl Anthony Towns es el más talentoso), ya que su defensa y garra contagian a todo el equipo, quienes ven como Jimmy realiza sin problemas todo el trabajo sucio requerido por Tom Tibodeau.

Era un triunfo concreto (8 puntos de diferencias), un triunfo ligado con la personalidad de su entrenador, con una defensa que tapó la circulación de unos Nuggets alocados, pero como siempre ha pasado con este equipo, llegó el tercer cuarto y las dudas aparecieron, ya que se relajaron, apareciendo en todo su esplendor Nikola Jokic para anotar 17 puntos en ese cuarto, sin importarle quien lo marque. Haciendo del triple su bandera, organizando como un base (es un base disfrazado de pívot), mostrando el camino a seguir para contagiar a sus compañeros.

A pesar de todo, los Wolves mantuvieron su ventaja, pero las sensaciones eran distintas, ya que el orgullo de los Nuggets los llevó a instancias insospechadas, con un sorprendente Jamal Murray que se dedicó a lo suyo y lo suyo es atacar el aro, anotando 9 puntos en los últimos 5 minutos.

Un vasallo transformado en héroe

Faltando 2 segundos para terminar el encuentro, el rostro de cada hincha congregado al Target Center era de horror cuando Nikola Jokic toma el balón. Era su gran oportunidad, su momento, pero Taj Gibson nos mostró porque fue contratado: perseverancia, constancia, disciplina y, sobretodo, DEFENSA fueron sus credenciales y eso vimos en los momentos claves.

Transformándose en el verdugo del serbio que se vio completamente frenado por la marca y por la falta de oxígeno ante tanto despliegue.

Ya en el overtime, faltando 40 segundos y con el marcador 106 a 108 a favor de los Wolves; apareció Karl Anthony Towns para conseguir el rebote más importante de su carrera (hasta ahora) ante la marca de 4 jugadores de los Nuggets, transformándose en el héroe de la jornada con una actuación dantesca.

Los Pelicans humillaron a unos Spurs con innumerables dudas

Simplemente Anthony Davis (22 puntos y 15 rebotes) y Nikola Mirotic (21 puntos y 15 rebotes) cabalgaron a su anchas en el área desarticulando a una defensa endeble y sin energías que nunca encontró una solución ante cada ataque de los Pelicans, ya sea porque Rajon Rondo (19 puntos y 14 asistencias) nos demuestra que en los partidos importantes siempre aparece o porque Justin Holiday (19 puntos) nos sigue demostrando lo infravalorado que es con otra gran actuación.

Lo de los Spurs es para analizarlo prosiguen con su clásica clasificación a post temporada ( en la era moderna no se puede hablar de playoffs sin ellos), pero acrecientan las dudas con su juego, teniendo que enfrentarse a unos Warriors que si bien vienen de un pobre cierre de temporada, son los máximos favoritos para llevarse otro anillo.

Fue simplemente una paliza y el sueño de un juego parejo sólo duro un cuarto porque a partir del segundo, vimos un solo equipo en la cancha, un equipo que se divirtió como un gato con un ratón, maniatándolo a su antojo, llegando a tener una renta de 25 puntos.

Ya para el último cuarto, Greg Popovich retiro a su equipo titular para darles descanso y ver qué jugadores podrán servirle en los playoffs.

LeBron de record: 82 partidos para Ironman

Otra nueva marca para El Rey, simplemente una locura que logra en su temporada número 15, con 33 años, jugando a un nivel increíble.

James Harden será el MVP de la temporada, pero El Rey sigue siendo el mejor del mundo.

La derrota de su equipo ante unos Knicks de lotería, no empaña su gran campaña. La escuadra titular liderada por James sólo jugó 11 minutos, ya que sabían que los Sixers cumplían a rajatabla con los pronósticos y apabullaban a los Bucks, quedándose con el tercer lugar. Por tal motivo, Tyron Lue decidió darle descanso a su equipo, haciendo participe del juego a casi toda su plantilla.

Los Knicks con un juego fluido fueron inmensamente superiores (30 asistencias), mientras que los Cavaliers abusaron del juego individual y de los triples (6 de 24TC3), intentando demostrar que pueden ser de ayuda en la segunda unidad sin  conseguirlo

No digan triple doble, digan Russel Westbrook

Lo consiguió, lucho por la marca y lo hizo a lo grande; anotando 6 puntos, pero consiguiendo 20 rebotes y 19 asistencias. Transformándose en leyenda, pues es el único jugador en la historia que ha promediado triples dobles temporadas consecutivas, simplemente Westbrook. Un jugador con una mirada tan desafiante que hace recordar a Kobe Bryant.

Fue una paliza ante un equipo como los Grizzlies que no aspiraban a nada,  un equipo que salió a cumplir con el calendario. Mientras que los Thunder buscaban asegurar el factor cancha en una conferencia donde no se puede regalar nada, consiguiendo su objetivo.

Para Paul George, el partido era una manera de exorcizar sus demonios, ya que su irregularidad en el cierre de temporada ha sido una de las bazas por la cual los Thunder han dependido en sobremanera de Russel Westbrook y lo logró. Anotando 40 puntos con 8 triples encestados, simplemente llega a los playoffs motivado.

La otra cabeza de león, Carmelo Anthony sigue en deuda con él mismo, anotando únicamente 10 puntos, convirtiéndose en una cuarta opción ante la efectividad e importancia ofensiva de Steve Adams (24 puntos).

Si los Thunder quieren competir, necesitan la mejor versión de Carmelo Anthony, así que la pelota está en su cancha.

En Miami, los Heats queman

Lo gritaron a viva voz, son un equipo, son una amenaza real para cualquier rival. Simplemente ver el funcionamiento de los Heats es saber que tiene a uno de los más grandes estrategas del campeonato, que sabe qué es lo que tiene y, sobretodo, sabe utilizar las cualidades del grupo para formar un equipo capaz de dar un golpe.

Cuando parecía que el juego se decantaba para los Raptors después de tres cuartos, apareció  un Wayne Ellignton on fire (32 punto y 8 triples), debido a que los Heats explotaron su juego interno (56 a 47) para crear situaciones en el perímetro, obteniendo 19 rebotes ofensivos, provocando innumerables opciones de tiro muy bien aprovechados por su francotirador, quien anotó 20 puntos en ese cuarto.

Ya en el overtime, la defensa de los Heats se transformó en un muro insalvable para los Raptors que se vieron impotentes ante la telaraña defensiva planteada por Erik Spoelstra que supo ganarle el duelo a Dwane Casey.

Mientras los Raptors dependieron únicamente de la inspiración ofensiva de Kyle lowry (28 puntos) y DeMar DeRozan (19 puntos), los Heats tuvieron hasta 8 jugadores encima de la decena de puntos. Dándonos una muestra de la versatilidad de todos su jugadores.

Otros resultados

Todos los resultados de la última fecha

 

 

 

Los Wolves regresaron a los playoffs en un partido de titanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *