En Londres, Boston salió a flote en la segunda mitad

 

 

 

Los Boston Celtics llegaron al tan añorado partido de Londres contra los Philadelphia 76ers que, a su vez significo la posibilidad de tener cuatro días de descanso para un equipo ávido del mismo. Si bien, el partido estuvo separado por dos rendimientos completamente diferentes, los de Brad Stevens regresan a los Estados Unidos con una victoria por 114-103 y récord de 34-10 de cara a la segunda parte del año.

El dolor de ojos de la primera mitad:

Los primeros veinte minutos del partido fueron un completo desastre para los Boston Celtics, que no encontraban el aro desde ningún lado, especialmente erráticos desde el perímetro y que se encontraron con unos inspirados Sixers que a partir de Ben Simmons se pusieron arriba por 22 puntos temprano en la primera mitad con un equipo de Stevens que parecía completamente desconectado del juego y sin actitud en ambos costados de la cancha.

Remontando a partir de Jaylen y Jayson:

Afortunadamente para los Celtics, Jaylen Brown empezó a dar señales de vida para los Celtics en el cierre del tercer cuarto con pura intensidad y esfuerzo físico que empezó a contagiar a sus compañeros. La segunda mitad fue completamente diferente a la primera y Boston tuvo un andar ofensivo impecable, apoyado de las dobles marcas a Embiid en defensa y demás que permitieron a los verdes remontar sin problema y tomar control absoluto de un partido que solo tuvo un cambio de liderato en los 48 minutos de juego.

Cuando las cosas estaban calientes, como si fuera poco, Jayson Tatum volvió a ser fundamental para los de Stevens y se vistió de gala cuando la situación lo ameritaba, para darle la ventaja a los Celtics de ahí al final del encuentro. Cabe hacer una mención especial a Daniel Theis y su impecable actuación defensiva sobre los grandes de Philadelphia, fundamental para la victoria por 114-103 en esta versión de los NBA Global Games en Londres.

Jaylen Brown terminó con 21 puntos, 4 rebotes, 3 robos y 2 asistencias, Kyrie Irving sumó 20, 7 asistencias y 6 rebotes, Jayson Tatum 16 con 4 rebotes y Marcus Morris aportó 19 con 8 viniendo desde la banca para los Celtics. Ahora, contarán con un descanso hasta el martes 16 de enero, cuando se enfrenten con los New Orleans Pelicans en el TD Garden.

 

 

 

https://www.despachoceltics.com/londres-boston-salio-flote/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *