ACCIDENTES NUCLEARES, UNA BOMBA DE RELOJERÍA EN EL CORAZÓN DE EUROPA

Los científicos advierten del grave riesgo que corre el continente

ACCIDENTES NUCLEARES, UNA BOMBA DE RELOJERÍA EN EL CORAZÓN DE EUROPA

El peligro de un accidente nuclear en Europa y sus graves consecuencias para [Img #52345]el continente vuelve a poner de relieve el grave problema que representa esta industria y sus instalaciones. La energía nuclear ni es segura, ni es limpia, ni barata (…).

 

 

Por CARLOS RAFAEL RODRÍGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

El peligro de un accidente nuclear en Europa y sus graves consecuencias para[Img #52345]el continente vuelve a poner de relieve el grave problema que representa esta industria y sus instalaciones. La energía nuclear ni es segura, ni es  limpia, ni barata.

 

 

Según publicaba la web rusa Sputnik News, en opinión de varios científicos“las centrales nucleares deDoel y Tihange, en Bélgica, son una bomba de relojería en el mismísimo corazón deEuropa”.

 

 

De acuerdo con la nota publicada este lunes, “desde septiembre de 2017 las autoridades de la ciudad alemana de Aquisgrán lanzaron un programa de prevención -de dos meses de duración- dedicado a hacer frente a un posible accidente nuclear”. En dicho ejercicio  “las autoridades alemanas repartieron pastillas con iodo entre toda la población de la zona”.

 

 

Esta medida –refiere la nota- es similar a la que ya se aplicó en los Países Bajos.

 

 

Vale recordar, que estas tabletas con iodo constituyen  el principal antídoto para proteger el organismo -sobre todo, la glándula tiroides- de los efectos letales causados por la radiación ionizante.

 

 

No por casualidad las autoridades alemanas y neerlandesas ponen en práctica medidas similares. Ello se debe al deteriorado estado en el que se encuentran las centrales nucleares de Doel y Tihange en Bélgica situadas muy cerca de la frontera de ambos países.

 

 

Como se recordará, hace varios años que la comunidad científica ha venido alertando del peligro que representan unas fracturas de 20 centímetros de grosor en las paredes metálicas de unos reactores puestos en servicio en los años 70.

 

 

Así  lo refiere el periodista Giovanni Masini en un artículo publicado en el portal italiano Gli Occhi Della Guerra. En dicho trabajo se explica que se puede provocar una auténtica catástrofe atómica dado que las grietas continúan brotando y expandiéndose por las paredes de los recipientes.

 

 

Masini da cuenta de que un reciente examen del reactor reveló que el número de aberturas  es el doble que el que se registró hace dos años.

 

 

La inspección confirmó un total de 13.047 brechas en la central nuclear deDoel y 3.149 en la de Tihange.

 

 

Lo más grave -si cabe- es que la central de Doel se encuentra a escasos kilómetros de la periferia de la ciudad de Amberes -una urbe dénsamente poblada-,  muy cerca de un puerto con producción petroquímica y de uno de los complejos industriales de este tipo más grandes de Europa.

 

 

En opinión de varios científicos europeos y de  diversos grupos de ecologistas –concluye el periodista- estamos ante una auténtica “bomba de relojería en el mismo corazón de Europa”.

 

 

http://canarias-semanal.org/not/21737/accidentes-nucleares-una-bomba-de-relojeria-en-el-corazon-de-europa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *