¿Qué fue lo que pasó realmente?

ARA SAN JUAN

¿Qué fue lo que pasó realmente?

Una pesada asignatura pendiente que se debe a la ciudadanía en general y a los familiares de los 44 héroes en lo particular.

 

ARA SAN JUAN

¿Qué fue lo que pasó realmente?

La fundada hipótesis de las dos explosiones, ya fueran de torpedos o de misiles.En todos los países se cuecen habas y es la política o la angurria de unos en contra de la de los otros la que genera dicha cocción que no siempre acaba bien. Es nuestro parecer que tal fue lo sucedido en Inglaterra con el brulote que, irresponsablemente, publicó el Daily Express, asegurando que “Los argentinos planean plantar su bandera en las Falklands”. Dicho engendro de falsedad fue firmado por un desconocido Marco Gianelli que, nos parece, es un invento del M6. Pero lo concreto es que dicha nota soliviantó el ánimo de los almirantes de la Royal Navy donde siempre es preferible pensar que hay un enemigo al que atacar y destruir antes que indagar sobre lo veraz o no de la información habida. Más aún tratándose de la Argentina.

Dos semanas después, la Armada Argentina pidió permiso al Congreso para hacer maniobras en conjunto con la Marina do Brasil, consistentes en el hundimiento de un submarino “tipo” Ara Santa Cruz” (mellizo del ARA San Juan). Las maniobras incluían unidades navales de ambos países y consistían en simular una emergencia de un submarino posado en el fondo del mar, imposibilitado de salir a la superficie. Dramática premonición, agregamos…

Juan José Amorín aclaró que “El ejercicio fue aprobado por el Senado, pero no por Diputados, dado que @elisacarrio montó un escándalo en la sesión especial donde se trataría”.

Una inefable cronista polivante de Clarín de apellido impronunciable, Natasha Niebieskikwiat, cometió anteayer un “blopper” difícilemente superable al sostener, luego de consultar la Wikipedia,  que “Abdullah ‘Apo’ Öcalan, ‘político turco, nacionalista kurdo’, y líder del Movimiento de Liberación del Kurdistán (sic)” tendría “domicilios en Palermo y en el centro porteño”  cuando allí mismo se aclara que Ocalan, líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, “cumple cadena perpetua” desde febrero de 1999, hace 18 años (actualmente está confinado en una isla del Mar de Mármara). Natasha, vocera habitual de los dimes y diretes surgidos de las embajadas de Estados Unidos e Israel, dijo en este caso que la “información” se la haía provisto la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE) y aun cuando le advirtieron que había metido la pata hasta el cuadril, se obcecó en hundirla hasta las verijas pero después, ante la evidencia, debió recular en chancletas.

TN PIC

El anterior circunloquio viene a cuento de que Natasha (a quien conocí en la redacción de El Porteño cuando quería ser periodista), vocera habitual de las emabajadas de Israel y Estados Unidos, de Nisman y de la AFI de Stiuso, publicó esta nota –en la que afirma que por culpa de las peleas entre el ministro Aguad y su antecesora Nilda Garré los pobres “gringos gauchos” no pudieron ingresar a la Argentina– en Clarín el 23 de octubre de 2017 a las 17:33:

Mientras los británicos estaban alertas por la supuesta intención suicida de militares argentinos de clavar la bandera argentina en territorio malvinero (lo que el secretario de organización de la Asociación Bancaria Andr´s Castillo y sus compañeros del Grupo Cóndor encabezados por Dardo Cabo hicieron sin mayores medios hace más de medio siglo), los británicos se dispusieron a hacer maniobras militares en las islas de tal magnitud que hasta un gobierno argentino dispuesto a entregarlo todo o casi todo, se vio obligado a protestar.

Más adelante, dentro de un mar de especulaciones de todo tipo, el vocero de la Armada, Enrique Balbi sostuvo que ahora “las fuerzas internacionales que se unieron a las argentinas para intentar la búsqueda y rescate del submarino argentino se concentrarán en intentar ubicar dónde está el TR-1700. En caso de que haya ido a fondo más allá del talud de la plataforma continental, no se puede descartar que el casco resistente del buque haya colapsado irremediablemente. Hasta tanto no haya una certeza y una evidencia, la búsqueda continúa con todos los medios”, dijo.

Balbi confirmó que académicamente se habla de una implosión pero no se descarta que se puedan hallar materiales en la superficie, por eso aprovechamos las embarcaciones que están en zona para seguir buscando rastros.

La desconfianza sobre estos hechos ha creado una fuerte tensión en la sociedad y sectores políticos y científicos. Y se cruzan hipótesis de todo tipo. El analista (licenciado de la UAI, N. del E.) Daniel do Campo Spada, sostiene que el “régimen” de Macri autorizó el ingreso de cientos de soldados y material bélico (incluidas naves y armamentos) estadounidenses a territorio argentino sin acuerdo del Congreso de la Nación, como ordena la Constitución Nacional.

Y esto aumentó con la excusa de colaborar en la búsqueda del submarino argentino ARA San Juan que desde su punto de vista habrían hundido “por error” en maniobras conjuntas que tampoco fueron autorizadas por el Parlamento. En este caso recordó que la propia embajada estadounidense en Buenos Aires se ufanó de la presencia militar que están logrando por primera vez en la historia de nuestro país, en una reciente entrevista con el diario Clarín.

Denunció que se están instalando en la base de Comodoro Rivadavia. “Aunque se denominan Comando de Rescate son unidades de ataque y ocupación que están ingresando con aviones de gran porte como se ha comprobado en los últimos días”, expuso. Recordó que el Congreso no autorizó ni debatió esta ocupación de personal “especializado” usando la desesperación de la búsqueda de sobrevivientes en el submarino hundido. Resaltó que unidades submarinas de alta sofisticación no tripulada y aviones con conexión satelital de la NASA ya ocupan gran parte de la base de la marina en la zona.

ARA San Juan: los gráficos que muestran frecuencia, hora y lugar de la explosión

El secretario del Organismo de Prohibición de Armas Nucleares, Lassina Zerbo, publicó este jueves la frecuencia y el lugar exacto en el que la Agencia Internacional de Energía Atómica detectó “el evento coincidente” con una explosión en el submarino ARA San Juan.

Jesica Gopar, esposa de uno de los mendocinos del ARA San Juan, consideró que los tripulantes no sobrevivieron. “Tenía una mala espina y hoy se confirmó”, remarcó.

En el gráfico se detalla que las ondas expansivas se registraron a las 10.55 del miércoles 15 de noviembre, unas tres horas después de la última comunicación. Éste es el “evento anómalo, singular, corto, no nuclear, violento y coincidente con una explosión” del que habló la Armada Argentina.

En el gráfico se pueden ver dos ondas expansivas que se desataron de manera consecutiva que agitaron la hidrofrecuencia durante 12 minutos. El lugar preciso se ubicó 604 kilómetros al Este del puerto de Comodoro Rivadavia, unos 60 kilómetros al norte de donde se había reportado a las 7.30 de la mañana el ARA San Juan.

El informe fue puesto en manos del Gobierno a través de Rafael Grossi, embajador argentino en Austria, donde ese organismo internacional tiene su sede central.

Tal como contó Grossi en los estudios de radio Mendoza, los estudios se realizaron en el marco de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares. El organismo está abocado al estudio de los ejercicios militares de toda la comunidad internacional y trabajó especialmente para investigar la desaparición del submarino tras el pedido de ayuda de la Armada argentina.

Un vídeo explicativo, largo y aburrido pero imprescindible

Un video bastante aburrido pero acaso imprescindible para quienes quieren llegar hasta el hueso (lo ofrecemos al final de todo) y los comentarios de una persona a la que dijo conocer  y que en Facebook se identifica como Chris Cyr  comentarios que no tienen desperdicio, pero que en aras de la brevedad (esta nota  está resultando kilométrica), reseñaremos aquí únicamente lo que nos resulta imprescindible:

Un submarino NO SE UTILIZA JAMÁS para patrullaje o búsqueda de pesqueros ilegales. Sería como utilizar un martillo neumático para romper una nuez. Un exceso de medios. De movida, esa explicación es una mentira flagrante.

Un submarino se utiliza para acechar buques militares o buques de inteligencia (inclusive, otros submarinos). El acecho y la emboscada son las funciones fundamentales de un submarino, como así también, el ATAQUE SORPRESA. Sus misiones son, por antonomasia, SECRETAS.

El submarino argentino ARA SAN JUAN, la mejor arma de la Armada, es un “pequeño” escollo estratégico en el Atlántico Sur y un desafío a las armadas estadounidense (y su relativamente nueva IV Flota que fue restituida por Obama en 2008) y británica.

Su “desaparición” es inaudita. Los submarinos no “desaparecen” por un incendio interno o un desperfecto. No implosionan por un tema de baterías. Esa es UNA MENTIRA FLAGRANTE. Los submarinos pueden tener desperfectos e incendios, pero ello no los hunde “repentina y fatalmente”. Un desperfecto o incendio da el suficiente tiempo para emerger a superficie, comunicarse a base, tirar radiobalizas, usar el teléfono sub-aqua, lanzar bengalas e incluso para evacuar la nave…

Por último, aquí está el video aburrido que lleva el título ESTO LE HABRIA OCURRIDO AL ARA SAN JUAN – NO APTO PARA MENTES ESTRECHAS acaso imprescindible para quienes quieren terminar de forjarse una idea propia:

 

Fuentes:

 

 

 

http://www.editorialmaraustralis.com/031217/031217submarino.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *