Operativos y fracasos

Operativos y fracasos

Primera premisa: un operativo de emergencia (como esto de lanzar 27 mil policías a las calles en Navidad) es la evidencia más clara de fracaso permanente en la función pública. Así, los operativos contra la delincuencia, la basura amontonada, los colmadones escandalosos y los ríos convertidos en cloacas, nos llevan a la segunda premisa: las instituciones del Estado son tan sistemáticamente deficientes que el “Estado” virtualmente no existe. Pero la tercera premisa es que las sociedades no se suicidan (y por eso es posible que otra vez, como ya ha sucedido, el día más claro llueva furia en este irredento pedazo de isla).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *