PUIGDEMONT: “OTRA SOLUCIÓN QUE NO SEA LA INDEPENDENCIA SIEMPRE HA SIDO POSIBLE”

¿Se “raja” nuevamente la burguesia catalana como ha hecho en otras ocasiones?

PUIGDEMONT: “OTRA SOLUCIÓN QUE NO SEA LA INDEPENDENCIA SIEMPRE HA SIDO POSIBLE”

“El pasado domingo – escribe nuestro colaborador Aday Quesada- el presidente en el exilio Carles Puigdemont declaró al periódico belga Le Soir que “otra solución que no sea la independencia siempre ha sido posible”. ¿Significa esta declaración que la burguesia catalana esta ya gestionando un “acuerdo” con Madrid a espaldas de su pueblo?

POR ADAY QUESADA PARA CANARIAS SEMANAL

 

 

Era un hecho cantado. Quienes conozcan un poco la historia de Catalunya saben que su burguesía se ha comportado de forma similar a lo largo de todo el siglo XX. Por una parte, han tratado siempre de alentar los sentimientos catalanistas de su pueblo, pero  simultáneamente, utilizando como  palanca la presión de las movilizaciones populares,  intentan rentabilizarlas negociando al alza un tratamiento de favor de sus homólogos de clase instalados en el poder central.

 

 

Todo indica que en esta ocasión,  no parece haber habido tampoco una excepción en esta regla histórica. Y es que este pasado domingo el presidente en el exilio  Carles Puigdemont declaró al periódico belga  Le Soir que “otra solución que no sea la independencia siempre ha sido posible”. “Yo, que he sido independentista toda la vida He trabajado treinta años para conseguir otro encaje de Cataluña en España! Hemos trabajado mucho pero la llegada al poder de Aznar detuvo este proceso “,dijo el politico catalán.

 

 

 

Cuando su entrevistador de Le Soir  le preguntó ¿”independencia o muerte?”, el representante político de un sector de la burguesía catalana respondió de forma automática:“¡nunca! “, añadiendo que  él siempre se ha pronunciado por un acuerdo. “Todo esto comenzó en 2010 con los recortes en el Estatuto de autonomía que había sido aprobado por los parlamentos catalán y español”.

 

 

 

En cualquier caso, que el representante de la burguesía catalana chalanee políticamente no es extraño, ni siquiera lo más grave. Puigdemont no defiende principios  políticos, sino que al fin y al cabo, como cualquier mercader, lo que realmente hace es regatear en una puja, utilizando el apoyo de su pueblo, para hacer multiplicar los réditos de la clase a la que representa. Para quienes nos situamos en el campo de la defensa de los intereses de los trabajadores y otras capas populares, lo grave de lo que sucede enCatalunya no es la versatilidad de su presidente,  sino que la izquierda real -y no nos referimos,  naturalmente, a la  “izquierda” institucional – no parece tener muy claro tampoco cuál es el papel que le correspondería  desempeñar en el conflicto.

 

 

 

La verdad es que  el  escenario político catalán cada día se  hace más criptico. Pero, sin embargo, con las distancias debidas, en esencia no parece ser muy diferente al del resto del Estado, con una “izquierda” que no tiene ni vocación ni voluntad  de serlo y permanece, además, voluntariamente  atrapada  de pies y manos  al aparato institucional del sistema.

 

http://canarias-semanal.org/not/21383/puigdemont-otra-solucion-que-no-sea-la-independencia-siempre-ha-sido-posible-/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *