Los Celtics reviven en el final y remontan a los Hornets

 

Con el regreso de Jayson Tatum con un positivo resultado en su tobillo derecho y Al Horford afuera mientras se mejora de su conmoción cerebral, los Boston Celtics iniciaban el partido con Kyrie Irving, Jaylen Brown, Jayson Tatum, Marcus Morris y Aron Baynes para recibir a unos Charlotte Hornets que arrancaban con Kemba Walker, Jeremy Lamb, Marvin Williams, Michael Kidd-Gilchrist y Dwight Howard.

Inicio accidentado, Irving fuera

Con pocos minutos en el primer parcial, Kyrie Irving fue golpeado por Aron Baynes en la lucha por un rebote y tuvo que salir de la cancha mientras sangraba y lucía bastante dolorido en su andar. Posteriormente, fue listado como no disponible para el resto del juego por una posible conmoción cerebral luego del fuerte impacto que recibió. A partir de ahí, los Celtics sufrieron de una sequía anotadora digna de no tener a sus tres mejores jugadores en cancha y Charlotte aprovechó el pobre 27% en tiros de campo para irse arriba 26-11 al cierre del primer cuarto.

Una disputa por un rebote entre Marcus Smart y Dwight Howard en el segundo cuarto hizo que el TD Garden se levantara a animar a los Celtics para buscar una remontada, sin embargo, Frank Kaminsky estuvo intratable con 14 puntos acompañado por las 10 asistencias de Kemba Walker para que los Hornets siguieran en control por 57-41al descanso. Para Boston, Terry Rozier tenía 9 puntos y lideraba la tabla de anotadores para los de Brad Stevens, que se vio obligado a incluir a Guershon Yabusele en la rotación ante el problema de falta de los internos del equipo.

La segunda mitad inició con el mismo tono que la primera, Boston no encontró vías de anotación constantes para meterse de lleno en el partido a pesar del buen andar de Tatum con 10 puntos, Morris y Larkin con 12. A pesar de los esfuerzos, nunca se pudo bajar la desventaja a un solo dígito y Charlotte seguía en comando 76-64 con un cuarto por jugar. Para la visita, Walker ya tenía su doble-doble con 10 puntos y 11 asistencias.

 

 

Cuando todo parecía perdido, los Boston Celtics salieron con una disposición defensiva completamente diferente que limito a los Hornets a tres puntos en nueve minutos disputados, para tomar la ventaja 82-79 y encender al Garden en una noche apasionante. El cierre del partido fue vibrante con Larkin superlativo, Tatum aportando siempre y todos sumando en defensa. Con los 16 puntos de Larkin, 13 de Rozier y 12 de Tatum, Boston logró quedarse con su undécima victoria consecutiva por 90-87 en una noche de pasión, orgullo y corazón.

 

 

 

Foto: Twitter @Celtics

 

https://www.despachoceltics.com/celtics-reviven-hornets/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *