Puerto Rico: La resistencia contra la central eléctrica de carbón y el vertido de sus cenizas tóxicas se extiende por toda la isla

Puerto Rico: La resistencia contra la central eléctrica de carbón y el vertido de sus cenizas tóxicas se extiende por toda la isla

 
 DEMOCRACYNOW!

En Puerto Rico, residentes de toda la isla se están organizando en demanda del cierre de la única central eléctrica de carbón de Puerto Rico y del fin del vertido de las cenizas tóxicas en la localidad de Peñuelas, situada al sur de la isla. Durante meses, los residentes han estado luchando para evitar que la compañía privada Applied Energy Systems arroje cenizas tóxicas de carbón en un vertedero cercano a su comunidad. El gobierno de Puerto Rico ha respondido desplegando cientos de policías para romper los bloqueos diseñados por los residentes de esta comunidad. Los corresponsales de Democracy Now! Juan Carlos Dávila y Laura Gottesdiener nos informan desde Puerto Rico del creciente movimiento vecinal. Agradecimientos especiales a Igor Moreno Unanua, Nat Needham y Rubén Gómez por su colaboración en la producción de este reportaje.

Transcripción

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN CARLOS DÁVILA: El pasado jueves 17 de agosto, una inusual protesta tuvo lugar en San Juan, capital de Puerto Rico. En Donde activistas vertieron en las escalinatas del Capitolio baldes de cenizas de carbón tóxicas provenientes de la única central eléctrica de carbón en la isla, para así llamar la atención sobre una creciente lucha que puertorriqueños de toda la isla están llevando a cabo con el objetivo de cerrar dicha planta mediante acciones como el bloqueo de los camiones que transportan las cenizas tóxicas para depositarlas en el municipio de Peñuelas .

ACTIVISTA PUERTORRIQUEÑO: El problema que se ha generado por parte de las decisiones del gobierno de Puerto Rico, construyendo un problema de salud, un problema ambiental y un problema para el futuro de las próximas generaciones del país. Así que el problema no lo queremos en Puerto Rico, no es justo que se le devuelvan a nadie, sino que se cierre la central. Las únicas cenizas que queremos son las de la Junta.

JOCELYN VELÁZQUEZ: Mi nombre es Jocelyn Velázquez de la Jornada: Se acabaron las promesas. Aquí se están cerrando escuelas, aquí se le va a reducir las pensiones a los retirados, aquí se le va a reducir la jornada de trabajo a los empleados, se van a reducir los servicios de salud y podemos seguir enumerando todas las cosas que van a ser reducidas porque hay un crisis y tenemos que pagar.

La Junta de Control Fiscal no únicamente viene como un ente político que viene a cobrar una deuda, sino que viene con una ideología. Y esa ideología viene a convertir todos nuestros recursos naturales y toda nuestra tierra, agua, sol en un material más de venta y de compra para pagarle a los bonistas.

JUAN CARLOS DÁVILA: En la localidad costera de Peñuelas, situada en el sur de Puerto Rico, los residentes han estado luchando para evitar que la compañía privada Applied Energy Systems arroje cenizas de carbón en un vertedero cercano a su comunidad. Varias veces por semana, el gobierno despliega a la policía para romper los bloqueos diseñados por los residentes de esta comunidad.

YANINA MORENO: Mi nombre es Yanina Moreno. Soy una de las portavoces del Campamento Contra las Cenizas en Peñuelas. Cuando pasan los camiones, ellos vienen en exceso de velocidad y ellos vienen en exceso de velocidad desde que salen de la planta allá en Guayama. La policía tiene entonces una línea de vehículos que lo que hace es que hacen un perímetro del área verde para proteger la carretera. Y que para poder hacer los depósitos han tenido que mover todo un operativo, todo un engranaje, toda una movilización de policías para poder hacerlo porque de otra manera no pueden entrar. Si no es con policías ellos jamás van a poder entrar aquí a Peñuelas.

JUAN CARLOS DÁVILA: El profesor de microbiología de la Universidad de Puerto Rico Arturo Massol ha estudiando el impacto de las cenizas de carbón en el medio ambiente y en la salud de las personas.

ARTURO MASSOL: El daño de las cenizas a la salud personal puede ir desde alergias, problemas respiratorios, y pueden ser tan dramáticos como provocar defectos en niños o abortos inducidos. Es un material peligroso, es un material que es no biodegradable y se genera cerca de seiscientas o mas toneladas diarias. Así que el volumen en que se genera provoca un problema de disposición severo para Puerto Rico y/o para cualquier otro lugar donde se producen estas cenizas.

YANINA MORENO: Cuando la compañía AES en Guayama se estableció en Puerto Rico para los finales de los noventa, ellos en el contrato que hicieron con la Autoridad de Energía Eléctrica, que es quien suple la energía a Puerto Rico, a los residentes, el contrato lo establecía de que los residuos de la combustión de carbón y las cenizas que generan por la quema de carbón en su planta no se iban a depositar aquí Puerto Rico, sino que se iban a exportar.

Ellos comienzan a llevarse esas cenizas a otros lugares. Entre ellos a la República Dominicana y allá comienzan a tener una serie de problemas porque donde estaban siendo depositadas las personas que vivían en esas comunidades comenzaron a presentar unos síntomas, entre ellos problemas respiratorios, problemas en los embarazos, los bebés nacían sin extremidades o con problemas con exposición de sus intestinos.

Y ahí es que entonces comienza la situación aquí en Peñuelas porque comienzan a depositar cenizas en el vertedero. El vertedero está bien cerca, a metros de varias comunidades. Llevamos dos años en resistencia, dos años de campamento activo en contra del depósito de cenizas en Puerto Rico.

Al haberse establecido aquí una serie de compañías e industrias petroquímicas, refinerías, hemos estado recibiendo esa contaminación por años. Ahora mismo tenemos una de las plantas de la autoridad que queda aquí en Peñuelas, cerca de donde estamos que es la planta de Costa Sur y la planta de gas natural que también genera energía, pero quemando gas natural que es la Eco-eléctrica. Tenemos dos plantas ya de generación de energía y encima de eso tenemos que recibir los desperdicios y la basura de otra planta generadora de energía. O sea que por todos lados nos quieren bombardear.

JUAN CARLOS DÁVILA: A principios de verano, el gobernador de Puerto Rico firmó una nueva ley con el objetivo de prohibir la depósito de cenizas de carbón en la isla. Sin embargo, algunos críticos, incluiIdo el Dr. Massol, afirman que la ley no soluciona el problema.

ARTURO MASSOL: [La ley] tiene unas cláusulas en letras muy pequeñas que lo que hacen es cancelar todo lo que dice la ley. Y ahí es que está el truco desagradable de ese proyecto que debería llamarse en lugar de la Ley de prohibir cenizas, la Ley que autoriza a una empresa a contaminar.

Puerto Rico esta en una crisis severa provocada por un modelo de económico colapsado y colonial. Pero gran parte de la crisis esta asociada también a la agenda energética, una agenda energética que esta fallida, que es obsoleta, que responde al siglo XX. Donde la Autoridad de Energía Eléctrica se ha endeudado en más de 10 mil millones de dólares. Pero es 10 mil millones de dólares para una infraestructura que no le sirve al país, que no es una buena deuda. Una buena deuda sería si hubiésemos emitido esos bonos para tener energía renovable, usar el sol, el viento, la biomasa, el agua. Y que uno pudiera decir que nos movimos y nos alejamos de los combustibles fósiles y podemos usar los recursos autóctonos que tiene el país disponible.

JUAN CARLOS DÁVILA: Conforme a la resistencia que va en aumento en Peñuelas, los residentes de Guayama, localidad situada a una hora de distancia en dirección este, también han comenzado a bloquear la salida de los camiones de la central eléctrica de carbón situada en ese lugar.

ACTIVISTA DE GUAYAMA: Estos oficiales, [a los]que nosotros les pagamos el sueldo, están protegiendo los grandes intereses. Nosotros estamos indignados, porque ahora nosotros no podemos creer en la Policía de Puerto Rico.

HÉCTOR LUIS SÁNCHEZ DE JESÚS: Estamos impidiendo, de la manera que sea posible, que esa ceniza que se está produciendo aquí en Guayama salga para Peñuelas. Entendemos que esas cenizas son venenosas para la tierra, para nuestra Madre Tierra y para la salud de todos los habitantes de Puerto Rico. Por lo tanto tenemos un compromiso moral con nuestros amigos de Peñuelas para evitar que esas cenizas sigan allá.

YANINA MORENO: Tengo dos opciones: o quedarme callada en mi casa y esperar la muerte o resistir la muerte.

JUAN CARLOS DÁVILA: Desde Puerto Rico, informaron para Democracy Now! Laura Gottesdiener y Juan Carlos Dávila.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

 

 

https://www.democracynow.org/es/2017/8/30/puerto_rico_la_resistencia_contra_la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *