Maduro visto por Pepe Mujica

Voces y ecos

Maduro visto por Pepe Mujica

RAFAEL PERALTA ROMERO

rafaelperaltar@gmail.com

Especial para Quisqueyaseralibre.com

La penosa tragedia que sufre Venezuela es motivo de controversia en República Dominicana. Extrañamente hay gente  aferrada a justificar los actos del presidente Nicolás Maduro y su grupo contra la democracia en ese país, sin tomar en cuenta la sangre derramada ni el estado de intranquilidad que azota al pueblo.

He visto con asombro las opiniones de personas a las que guardo auténtico aprecio, quienes defienden las tropelías de Maduro en nombre de una presunta revolución que no es capaz de garantizar a ese pueblo artículos tan elementales como arroz y papel de baño. Toda información sobre el desastre que sufre la nación suramericana se lo atribuyen a inventos del imperialismo.

Maduro heredó un gobierno construido por Hugo Chávez, pero ni el carisma ni la inteligencia son  transferibles.  Gobernar un país grande y convulsionado resulta mucho para él. Como  José Mujica, expresidente de Uruguay, está libre de sospecha respecto de vinculación con la política estadounidense, transcribo unas observaciones suyas sobre Maduro. Aparecen en el libro “Una oveja negra al poder”, de Andrés  Danza y Ernesto Tulbovits, Debate, 2015. (Pág. 224). He  aquí las palabras de don Pepe:

El modelo chavista, muy centrado en una persona, se agotando lentamente. Los retratos gigantes de Chávez alrededor de toda Venezuela no hacían más que recordar que el generador de amores y odios, pero conductor de cambios constatables, era parte del pasado. Mujica no mantuvo una relación muy cercana con Maduro. Afinidad entre los dos países siguió existiendo, pero Maduro no era su amigo. Y veía el futuro complicado.

-Está muy bravo lo de Venezuela. No tengo ni idea en qué termina todo eso pero cada día que pasa está más claro que Maduro no es Chávez.

-¿Y quién lo eligió a Maduro?

-Es cierto, pero ahí Chávez no calculó de que se venía. Eso es frecuente en los grandes líderes personalistas. Maduro es buen tipo, pero tiene el síndrome de Chávez. Se puso a hablar y hablar y hablar como Chávez en vez de crear su estilo propio, con otra cosa.

-¿Te parece que es solo Maduro el problema o lo que se viene abajo es la economía que instaló Chávez?

-Hay un problema de política práctica que les cuesta entenderlo. No se puede confundir deseos con realidad. No sé para qué mierda te ponés a nacionalizar algo que después no podés manejar. Cuando empezamos la relación con Venezuela, ellos no importaban arroz y de vez en cuando vendía al exterior. Ahora le mandamos barcos llenos de arroz. Fueron atrás. ¡No se puede creer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *