Granceros se comen loma de Reserva Biológica Sierra Prieta

Granceros se comen loma de Reserva Biológica Sierra Prieta

Se observa parte de la destrucción en la Reserva Biológica Sierra Prieta, en la carretera hacia Yamasá
Granceros de canteras secas ”se comen la loma” de la Reserva Biológica Sierra Prieta, con el procesamiento de agregados desde hace varios años, según denuncian lugareños.
Sierra Prieta, con unos 3,200 habitantes, está ubicada en el kilómetro 26 de la carretera que conduce hacia Yamasá.
La “Reserva Biológica Sierra Prieta”, como la creó el entonces presidente Leonel Fernández mediante el decreto 571-09, forma junto a otros parques y monumentos naturales, reservas biológicas y científicas, santuarios marinos y refugios de vida silvestre, una parte integrante del patrimonio natural de los dominicanos.
La destrucción de esa loma comienza en la misma carretera, a la vista de todo el mundo, y se ha extendido hacia la parte de atrás, donde operan varias empresas que a diario retiran miles de metros de materiales (toca, gravilla y otros agregados) para diferentes usos de los compradores.
La Reserva Biológica Sierra Prieta fue creada “con el propósito de garantizar la dinámica de los procesos ecológicos esenciales en los ambientes y ecosistemas únicos sobre suelos de serpentina allí presentes, así como la riqueza de la biodiversidad que les acompaña, representada por múltiples especies botánicas y zoológicas, nativas y endémicas, muchas de las cuales se encuentran amenazadas o son propias de suelos evolucionados a partir de rocas de serpentinas”, según una descripción de Medio Ambiente.
La supervisión de la autoridad competente brilla por su ausencia en la destrucción de esa reserva biológica, convertida en cantera, que es una explotación minera, generalmente a cielo abierto, en la que se obtienen rocas industriales, ornamentales o áridos.
Los residentes en las áreas circundantes a la loma de Sierra Prieta informaron que de ese lugar se retiran con frecuencia decenas de camiones de toca y de otros agregados usados para la reparación de caminos, carreteras, rellenos de solares y otros usos.
Explicaron que en la zona alta de Sierra Prieta, donde nace el arroyo Tosa que desemboca en el río Ozama, hay jabalíes, conejos alzados, codornices, rolones y otras aves y animales.
Además en las zonas bajas de esa sierra hay diferentes cultivos como yuca, plátano, guandul, maíz, auyama, yautía, ñame, pimienta, chinola, mango, limón, naranja y otros, así como fincas ganaderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *