Sito Alonso: “Yo no entiendo la palabra transición”

Sito Alonso: “Yo no entiendo la palabra transición”

  • El nuevo técnico del Barça Lassa se muestra ambicioso e ilusionado con la nueva etapa que abre el basket azulgrana. Y feliz. “Cualquier entrenador lo sería entrenando al Barça”, dice

Sito Alonso, este viernes en el centro del Palau Blaugrana.

Sito Alonso, este viernes en el centro del Palau Blaugrana. (Manel Montilla – Manel Montilla)
José Ignacio Huguet
BarcelonaPeriodista

Sito Alonso (Madrid, 1975) tiene ante sí el reto de devolver al Barça Lassa al primer plano deportivo después la peor temporada del equipo en la era ACB. El flamante nuevo entrenador azulgrana destila ambición e ilusión en su primera entrevista con Mundo Deportivo. Su discurso engancha. Es una primera piedra importante sobre la que empezar a construir el futuro.

Antes que nada, enhorabuena por su llegada al FC Barcelona…

Es un paso muy importante. Creo que cualquier entrenador sería muy feliz entrenando al Barça.

Defínase como entrenador.

Yo creo que es mucho mejor que te definan los demás. Dentro de lo que yo puedo ofrecer seguro hay mucha ilusión por cada cosa que hago en el día a día, me gustan muchísimo los detalles en cada cosa que hago, y con detalle quiero decir cualquier cosa que se pueda hacer para mejorar cualquier aspecto del juego o para ayudar al jugador. Me gusta confiar mucho en el jugador, potenciar las cosas que hace bien. Muchas veces, sobre todo cuando empiezas, estás pensando que tiene que hacer lo que a ti te gusta. Cuando tú fichas a un jugador lo haces porque tiene unas características que le hacen buen jugador y por las cuales tú le quieres fichar para tu equipo. Y esas son las que yo quiero aprovechar. Esas son mis principales virtudes, aparte de no ahorrar ningún esfuerzo y conseguir que todo el mundo vaya en la misma dirección.

¿Por qué le ha elegido el Barça? ¿Qué le han dicho?

Sobre todo creo que confían en generar una ilusión que yo puedo transmitir. Las ilusiones muchas veces parten de dos puntos fundamentales. Uno, que tú transmites una positividad, una energía, una ambición que ellos piensan que yo puedo transmitir y yo estoy seguro que la voy a transmitir porque la tengo. Y, segundo, en este caso en el que quieres tender un puente entre la cantera y el primer equipo, afortunadamente es una cosa a mí se me ha dado bastante bien. Durante todos estos años, en cualquier club en el que haya estado siempre ha habido jugadores jóvenes de la casa que han destacado. Son dos cosas fundamentales ahora, sobre todo la primera, tener a alguien que tenga ilusión increíble ya no por triunfar sino por hacer algo grande.

Hay que hacer un reset, en este momento este equipo tiene que hacerlo. Esto empieza ahora. Hay que ilusionarse ahora

Es público, y usted es consciente de ello, de que hubo contactos con otros entrenadores, aunque al final ha llegado Sito. ¿Cómo se vive eso?

Obviamente es difícil saber la realidad de todo lo que ha acontecido entre el Barça y Sito. Como en todo, hay cosas que se deben mantener dentro de la discreción, y creo que eso es muy importante. Cuando eres entrenador, e imagino que pasa lo mismo cuando eres periodista, no puedes estar pensando en los demás, tienes que estar pensando que la oportunidad te la han ofrecido a ti y no creo que una oportunidad así se la puedan ofrecer a cualquiera. Eso es lo que tienes que pensar, no si han hablado con otros.

Usted ha dicho que todo ha sido muy rápido, hace una semana era aún entrenador del Baskonia…

Claro, esas cosas pasan mucho en nuestra profesión. En este caso se ha hecho muy bien. Yo he tenido un año fantástico en Baskonia, donde deportivamente he disfrutado mucho, no solo por haber conseguido los objetivos marcados por el club sino por haber estado a punto de conseguir finales, que hace muchos años que no se conseguían. El acabar de esas manera y además tener una muy buena relación con presidente, aficionados y club, y el poder salir y tener otra de inmediato es lo mejor que te pueda pasar.

Como rival, ¿cómo veía al Barça el año pasado?

Me ha pasado con muchos equipos de Euroliga, e imagino que a los demás les ha pasado con Baskonia. En la Euroliga de la liga regular ha habido muchos altos y bajos y la forma de gestionarlos te hace mejor o peor equipo. Yo creo que cuando hay problemas, unidos a las bajas físicas y también mentales porque la competición es muy larga, esa gestión creo que hace al equipo mucho mejor. Y es verdad que el Barça, por diferentes motivos, ha tenido momentos muy bajos a nivel físico y a nivel mental, normales posiblemente en las circunstancias que le han sucedido pero que en Euroliga castigan de forma tremenda. Con Baskonia ganamos de treintaytantos a Fenerbahçe, el Estrella Roja ganó de casi cuarenta al Zalgiris…Hay unos altos y bajos y en función de cómo sepas llevarlos, incluso perdiendo, eres mejor. Si pierdes tres o cuatro partidos seguidos es importante esa gestión, no solo a nivel de aguantar la presión como equipo sino que el entrenador mantenga la calma.

Aspiro a haya una identidad de equipo que no dependa de los jugadores, que en las cosas que no dependen de meter o fallar seamos mejores que los demás

O sea, que la nueva Euroliga marcó un antes y un después, ahora tienen que trabajar y planificar de forma muy diferente…

Sin duda. No tiene nada que ver. Al compaginarlo con la Liga ACB, puedes tener siete partidos en diez días y en Euroliga no hay ningún partido fácil. También cuesta mucho en ACB. La gestión de la mente y la gestión física son fundamentales.

Volviendo al último Barça, del equipo que vimos el año pasado, ¿cuáles son los problemas que detecta? ¿Cuál es el diagnóstico y cuál el tratamiento?

Obviamente, yo soy una persona que respeta mucho al entrenador anterior y también a los proyectos que no he podido ver exactamente lo que pasaba. Lo que sí tengo claro es que ante las adversidades nosotros debemos ser muy fuertes mentalmente, y eso quizás desde fuera se veía que podía ser un problema. Hay que borrar el pasado rápidamente, debemos resetear la mente para que cuando haya un problema, que lo va a haber, la fuerza positiva sea mayor que la negativa. La gente que va a entrar y la gente que se queda debe tener una misma dirección en cuanto a mentalidad y energía positivo. Hay que hacer un reset, en este momento este equipo tiene que hacerlo. Esto empieza ahora. Hay que ilusionarse ahora.

Viene de un equipo dinámico, atlético y rápido como el Baskonia. Ahora, con otros jugadores, ¿aspira a repetir este estilo de juego en Barcelona o aquí habrá que adaptarse al grupo que hay?

El entrenador tiene que tener una línea básica. No es lo mismo fichar a Sito que a otro entrenador. Pero Sito lo que tiene que hacer es la línea que él tiene intentar que sea lo más recta posible pero siendo flexible. No puedes adaptar a jugadores que no estén capacitados para jugar en esa forma de juego, tendrás que adaptarte tú a ellos porque lo que buscas es su rendimiento.

Heurtel tiene un carácter especial que llevado a lo bueno te puede dar mucha energía dentro de un partido

¿Y cuál es esa línea de juego de Sito?

La línea es primero intentar no esperar al equipo contrario, me gusta mucho más intentar atacarle. Cuanto tú tienes un proyecto en el que uno de tus objetivos es generar una continuidad con la gente joven, los jóvenes cuando tienen que pensar mucho en una táctica excesiva a veces les cuesta entrar en los equipos. No hablo de que no podamos tener muchas jugadas, que por supuesto las tendremos, sino de que haya una identidad de equipo que no dependa de los jugadores. Y esa es innegociable. Y habla de esfuerzos, de trabajo, de ser agresivos, de tirar al principio si se puede, de intentar que en el esfuerzo no haya un equipo mejor que nosotros. Que en las cosas que no dependen de meter o fallar seamos mejores que los demás. Porque entonces podremos competir. Si solo dependemos de si metemos o fallamos, se sufre mucho.

¿Piensa que Tomic, en lo bueno y en lo malo, condiciona mucho el juego del Barça?

Primero, es un jugador muy bueno. Es muy difícil encontrar un jugador de su altura con capacidad de jugar al poste bajo como lo hace él y sobre todo con su capacidad de pase. Yo en ese caso sí soy muy amante del juego, entre comillas, clásico antes del pívot que ahora tanto cuesta ver, porque los entrenadores no nos atrevemos tanto a jugar al poste bajo o hay menos jugadores capacitados para hacerlo. Pero cuando lo tienes, y sobre todo además si sabe pasar, pues hay que aprovecharlo. ¿Condiciona? Por supuesto, Pero tiene muchas más cosas positivas que negativas. Lo que tenemos que hacer es potenciarlas. Y luego, en las negativas ayudar al jugador y que éste dé un paso adelante. Pero no sólo Ante, lo tienen que dar todos.

Continuando con nombres propios, de Navarro dijo que tiene que será muy útil como modelo, como referente. ¿Lo será también en la pista?

Cuando hablo de referentes es en todos lados. Quizás cuando estás fuera valoras todavía mucho más lo que es Juan Carlos para una institución como ésta. Es verdad que todos los jugadores longevos tienen momentos de altos y bajos pero sus altos son tan grandes… ¿Qué tenemos que hacer con Juan Carlos? Lo primero, que él recupere la sonrisa, la felicidad. Y eso lo conseguirá haciendo lo que más le gusta, que es jugar a baloncesto. Tiene que jugar a baloncesto de una forma que él pueda jugar ahora y ayudarle para jugar al nivel que él tiene, que es muchísimo.

Rice tiene contrato. Hay que evaluar lo que ha hecho el año anterior para ver si es exactamente lo que queremos

El primer refuerzo ha sido Heurtel. Yo no sé si por tiempos es un jugador que ficha el Barça o que ficha Sito, yo diría que lo ficha el club…

No, es un jugador del Barça que es igual que si lo ficha Sito. Heurtel no se hubiera fichado si yo no llegara como entrenador. Yo creo que él, sobre todo, tiene ambición. Es una ambición que bien dirigida nos puede ayudar mucho. Es un jugador que quiere ser el mejor, que tiene un carácter especial que llevado a lo bueno te puede dar mucha energía dentro de un partido. Tiene una capacidad ofensiva fuera de límites, de tirar de tres, de penetración, pase, juego de bloqueo directo. Y tiene presencia, tiene cuerpo. Eso, unido a su experiencia de muchos años en la Euroliga, creo que nos puede ayudar en el puesto de base.

¿Van a una estructura de tres bases sénior o de dos?

Vamos a intentar tener tres bases, pero a mí me importa mucho que dentro de esos tres bases haya una polivalencia. Que incluso dos puedan jugar de escolta. La razón es que en ese juego dinámico, rápido que a mí me gusta hacer cuanto menos pierdas el tiempo en hacerle llegar la pelota también es bueno. Cuanto más gente haya para subir la pelota y lanzarnos al contraataque mejor.

¿Cuál es la situación de Tyrese Rice?

Rice tiene contrato, todos conocemos el nivel que tiene Rice como jugador. Hay que evaluar ahora su situación, evaluar lo que ha hecho el año anterior para ver si es exactamente lo que queremos. Pero en estos momentos es jugador del Barça cien por cien. Hay otros dos bases que entiendo les deben gustar bastante, que son Larkin y Vives… Y muchos más. Si vieras la lista que tenemos de bases.. Me hablas de Larkin… Me gusta porque lo conozco. Yo creo que es importante tener tres. La competiciones muy larga y Pau Ribas sale de una lesión, no queremos hacerle correr.

Los jóvenes tienen que enseñarme a mí que pueden estar preparados

El club dice que quiere apostar por los jóvenes, usted también… Pero, ¿hay jóvenes por los que apostar?

Sí, yo creo que sí. En las reuniones que vamos a tener hay que aclarar exactamente qué tipo de apuesta queremos hacer. Qué tipo de jugadores tenemos, tanto en el grupo A, que es el más cercano al primer equipo, es decir, el júnior y el LEB, o en el grupo B, que es del cadete para abajo. En el grupo A es fundamental pactar un objetivo claro, cuatro, cinco, siete o tres jugadores, y apostar por ellos. ¿Qué es apostar por ellos? Primero, trabajar mucho más en dinámica colectiva e individual de primer equipo.

En esa plantilla de catorce a la que se refirió en su presentación, ¿están estos jóvenes o estos estarían aparte?

Tiene que estar alguno en esa situación, Kurucs seguramente. Pero lo más importante para mí es que el jugador no piense que está, y más por ser joven, tiene que ganárselo. Los jóvenes tienen que enseñarme a mí que pueden estar preparados. No por el hecho de tener capacidad para jugar ya puedes ganarte un sitio en el primer equipo. Queremos que entre los catorce haya mínimo un jugador joven pero se lo tiene que ganar. Aparte, habrá un grupo de cuatro, cinco, seis por los que apostemos como club.

Ya para acabar, ¿estamos ante otra temporada de transición?

Yo no entiendo la palabra transición. Hay unos objetivos marcados y debemos tenerlos muy claros, tenemos que construir un grupo competitivo. Las transiciones en baloncesto son el paso de una situación de ataque a defensa y de defensa a ataque. Tenemos que atacar de inicio, no podemos estar pensando que una transición nos puede detener y estar mirando lo que puede pasar y esperar a otro año. No podemos permitirnos eso, debemos ser muy, muy luchadores.

 

http://www.mundodeportivo.com/baloncesto/20170623/423618443778/entrevista-sito-alonso-nuevo-entrenador-barca-basket-video-360-grados-rice-heurtel-tomic-navarro-larkin-vives.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *