El posible nuevo quinteto de los Sixers

 

Con Fultz y un gran agente libre por venir

El posible nuevo quinteto de los Sixers

Con el objetivo en mente de alcanzar los playoffs del año 2018, los Sixers deben construir un equipo competitivo de cara al próximo curso. Analizamos los quintetos titulares posibles para el año que viene.

En las últimas horas, los Boston Celtics y los Sixers han llegado a un acuerdo para la llegada de la primera elección del próximo draft a la ciudad del amor fraternalCon esta elección, los Philadelphia 76ers  escogerán casi con total seguridad al jugador proveniente de la universidad de Washington, Markelle Fultz. Tras este traspaso, la directiva debe centrarse en la construcción de un equipo sólido de cara al año que viene. Y por eso nos preguntamos: ¿Qué posibilidades tienen los Sixers para el quinteto inicial?

“Los intocables”

Dentro del posible quinteto de los Sixers de cara a la próxima temporada, hay tres jugadores que parecen intocables. El primero es Markelle Fultz. Él es la pieza que le falta a este equipo para ser aspirantes a todo, y desde la franquicia son plenamente conscientes de su enorme potencial. Por ello, el año que viene debería ser el base titular del equipo salvo sorpresa, para que demuestre desde el inicio por qué se ha apostado por él.

En segundo lugar, Ben Simmons tiene un puesto indiscutible. Tras su espléndida Summer League del año pasado, sufrió una lesión entrenando que le alejó de las canchas durante toda la pasada temporada. No obstante, desde Philadelphia saben del tremendo nivel que puede alcanzar este jugador, a quien le otorgarán el puesto de 3 o el de 4 dependiendo del quinteto que se quiera escoge, aunque ejerciendo en ataque de organizador del juego (salvando las distancias, al estilo LeBron James).

Finalmente, el otro intocable no podía ser otro que el camerunés Joel Embiid. Tras una primera mitad de temporada de absoluta locura, donde el joven center demostró todo el talento que atesora, una lesión le impidió seguir jugando durante el resto del año. Sin embargo, en Philadelphia confían en que el jugador se mantenga sano a partir de ahora, y siga demostrando todo su poderío en el juego, para hacer de los Sixers un equipo de Playoffs.

¿Covington o Saric?

La primera duda nos viene entre estos dos jugadores. ¿Quién de los dos debería ocupar el puesto de titular? Por un lado, la elección lógica parecería ser el croata. De los dos, es el que tiene más calidad sin ninguna duda, además de que debería ser uno de los pilares del equipo a largo plazo. Otro motivo para incluirlo sería que no haría falta desplazar a Ben Simmons a la posición de 4, donde puede tener más dificultades en defensa contra jugadores físicamente superiores. El quinteto más competitivo seguramente sea el que incluya al croata, pero éste podría no ser el ideal para empezar los partidos.

Robert Covington, aunque tenga menos calidad, podría ser una opción más sensata. El alero ha demostrado esta temporada ser un especialista defensivo de nivel excepcional, quizás uno de los más infravalorados de toda la liga. Su rol en el quinteto incial sería claro: defender a muerte al 2/3/4 más potente del equipo contrario, y en ataque estar abierto para recibir el pase de Embiid o Simmons para el triple. De esta manera, veríamos también beneficiada la segunda unidad. Con Robert Covington de titular, Dario Saric daría al banquillo un salto de calidad notable, capaz de marcar diferencias durante los partidos. Esta temporada ha quedado claro que el banquillo no puede ser liderado únicamente por Jahlil Okafor, quien paraliza demasiado el juego y consume mucho balón. Tomando al croata como sexto hombre, el banquillo pasaría a tener dos opciones ofensivas muy fiables. Con Robert Covington, esta calidad en ataque se ve claramente disminuida y las consecuencias podrían ser fatales en muchos encuentros.

El puesto de 2, a la espera de un agente libre muy deseado

El puesto de 2 este año es quizás el que más incógnitas genera. A pesar de tener a una gran cantidad de escoltas en la plantilla (Nik Stauskas, Gerald Henderson, Justin Anderson y Timothe Luwawu-Cabarrot), ninguno de ellos parece ser el adecuado para empezar los partidos de un equipo de Playoffs. Stauskas y Anderson pueden ser un soplo de aire fresco desde el banquillo y rendir a buen nivel, como han demostrado este año, TLC es una apuesta a largo plazo, que aún no está preparado para la titularidad, y Henderson ha demostrado este año no estar a su mejor nivel, y no es el adecuado para el puesto.

La solución podría ser, si todo sale bien, J.J.Redick. El escolta, que cumplirá 33 años el próximo 24 de junio, podría ser el candidato ideal para el puesto. Con 12 temporadas a sus espaldas, Redick aportaría el toque de veteranía y el tiro necesarios para el equipo. Su muñeca es una de las más privilegiadas de toda la liga, alcanzando promedios de 41,5% desde más allá del arco durante su carrera, y en la temporada 2015-2016 la tremenda cifra de 47,5%. 

Este verano se presenta movido para Los Angeles Clippers, con la salida a la agencia libre de Chris Paul y Blake Griffin. Si los californianos quieren renovar a ambos, lo más seguro es que tengan que dejar escapar a su tirador, quien pedirá al equipo que lo firme que le dé el último gran contrato de su carrera. Aquí es donde entran los Sixers, quienes, tras muchos años sin apenas participar activamente en la agencia libre, podrían ofrecérselo. Un contrato de 18-20 millones de dólares por temporada, durante dos o tres años, sería el ideal para que los Sixers no comprometiesen su futuro a largo plazo con un jugador de una edad ya considerable. 

En caso de no conseguir a Redick, los Sixers podrían plantearse la posibilidad de contratar a otro agente libre, como podría ser Dion Waiters. El ex de los Cavaliers es nativo de la ciudad de Philadelphia, y el año pasado ya estuvo relacionado con el equipo durante la agencia libre. Tras su gran temporada en Miami, los Sixers podrían plantearse ofrecerle un buen contrato para ser el escolta titular. No obstante, seguramente él quiera un contrato lo más duradero posible por el máximo dinero posible. Aquí es donde Philadelphia deberá valorar si vale la pena arriesgar por un jugador que hasta esta temporada no se ha mostrado como muy consistente.

Otras opciones mucho menos probables podrían ser Tim Hardaway Jr, escolta consistente desde el triple que viene de firmar una buena temporada con Atlanta Hawks, o Kentavious Caldwell-Pope, jugador de los Detroit Pistons de un perfil más defensivo y penetrador, aceptable desde la línea de 3, y en mejoría constante desde su llegada a la liga. Lo malo de estos dos jugadores es que son agentes libres restringidos, y ambas franquicias pueden igualar cualquier oferta que llegue por ellos, con lo cual, habría que sobrepagarlos bastante

Conclusión

Con la llegada de Fultz, los Sixers tienen la oportunidad de brillar y llegar a Playoffs la temporada que viene, y deben construir un equipo acorde a ello. Las opciones para el quinteto incial de los Sixers son muy diversas y con bastantes variantes. Tras esta reflexión, podríamos decir que una muy buena opción podría ser el quinteto: Fultz-Redick-Covington-Simmons-Embiid, poniendo sobre la mesa un juego de small ball con un solo hombre grande y dominante en la pintura.

El posible nuevo quinteto de los Sixers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *