Hay 154 bancas de lotería por cada escuela pública en RD

BOLETÍN

Hay 154 bancas de lotería por cada escuela pública en RD

La cantidad de bancas en operación triplica a las autorizadas, mientras Fenabanca pide regulación para el sector

Jairon Severino

bancas de loteria escuelas

Comparables con un cáncer incurable, las bancas de lotería y los demás juegos de azar (deportivas e hípicas) han hecho metástasis en el territorio dominicano. Estos negocios, la mayoría ilegales, operan sin al menos una dosis de regulación; a la libre y colocadas en cualquier lugar, superando la capacidad de fiscalización de las autoridades.

Desde la promulgación de la Ley 139-11, que regula las bancas, casinos y juegos de azar, el número irregular de estos establecimientos se ha triplicado, partiendo de que las que operan con permiso son 30,750. Sin embargo, estimaciones conservadoras de los “banqueadores” ubican la cantidad en poco más de 100,000, pudiendo llegar a las 120,000 en todo el territorio nacional.

A confesión de parte, relevo de pruebas. Un informe entregado a la prensa por la Federación Nacional de Bancas de Lotería (Fenabanca) describe, a manera de admisión de que existe un caos, que “la situación del sector bancas (de loterías) en el país está fuera de control. Ya se colocan bancas por cada rincón; ya no importa si está frente a una escuela o una iglesia, ya en el país quedan pocos colmados, ferretería, farmacias, supermercados y vendedores ambulantes con verifón que no estén ofertando lotería por doquier”.

Sin embargo, la federación apuesta a una actividad comercial responsable y reconoce que el mal arropa a todos, incluyendo a muchos de los socios que operan legalmente. La entidad destaca que cuando se intenta poner orden de inmediato queman, amenazan y agreden a las propiedades de los asociados. Se queja de que todo pasa sin pena ni gloria.

bancas de loteria ilegalidad

Y si todo sigue como va, dice, posiblemente habrá una banca por cada vivienda.

El director ejecutivo de Fenabanca, Luis Michel Dicent, urge al Gobierno apurar una intervención total al sector de bancas de lotería del país porque tanto ese segmento de la economía como el Estado deben resolver el problema.

Pone a Samaná como ejemplo del desorden. Explica que en esa provincia había 78 bancas legales, pero que ahora operan 390 puntos ilegales. “Entendemos que el Estado debe regularlo. Pero el grave problema también es el verifón (olvidándonos de las bancas), pues en cada colmado de República Dominicana ahora mismo hay una banca; es que a los liceos y escuelas del país se están metiendo a venderles números a los profesores. De esto es que se está hablando y las telefónicas deben ser vinculadas a este proceso de saneamiento porque a través de su plataforma es que se comercializan los juegos”, entiende.

Por cada escuela pública existen 154 bancas de lotería, partiendo de que el Ministerio de Educación contabiliza los planteles en 6,500 en todo el país. El sector educativo del Estado emplea a 180,000, entre docentes y personal administrativo, mientras que los “banqueadores”, según sus datos, emplean a aproximadamente 72,000 personas. Hay un déficit de alrededor de 3,000 docentes.

“Estamos hablando de poco más de 48,000 kilómetros cuadrados en el país. Hemos dicho que con no más de 6,000 bancas en todo el territorio nacional se puede operar de una manera normal, ser rentable y el Estado pudiera percibir muchísimos más recursos para obras de bien social”, estima Wilson de los Santos, presidente de Fenabanca. Admite que parte del desorden es porque no se aplican las leyes con el rigor que manda.

La sospecha generalizada, con la cual está de acuerdo el presidente de Fenabanca, es que en el país hay más de 100,000 bancas de lotería. Y si todo sigue como va, dice, posiblemente habrá una banca por cada vivienda.

El sector de las bancas de lotería, producto del desorden admitido en que opera, está cerca del punto de no regreso. ¿Por qué? Fenabanca revela que denuncia ante las autoridades la apertura de nuevas bancas todos los días sin que reciba alguna respuesta.

bancas-de-loteria-mm

 

 

Las debilidades de fiscalización, algunas veces por la influencia que ejercen algunos de los concesionarios y propietarios de franquicias, se expresa en que se incautan equipos en operativos, pero al día siguiente las bancas operan con normalidad, pues si la acción es en la mañana es probable que el mismo día, en la tarde, estén reinstalados.

Otra de las preocupaciones de Fenabanca es la competencia desleal, pues se instala un punto de venta que no tributa y paga por encima de lo que dice la ley, llevando a la quiebra al negocio que opera bajo la ley. Incluso, revela Fenabanca, hay concesionarios que cobran de manera independiente una cuota a cada banca.

Entre las prácticas cotidianas está el traslado sin el consenso de las asociaciones del país, tal como era antes. Se quejan de que el Ministerio de Hacienda lo hace unilateralmente creando un caos. Y lo peor: incumplimiento de la ley en todos sus aspectos: distancia y pago.

Alternativas

Los “banqueadores” proponen algunas salidas. Buscan que haya un diálogo en el que participen todos los actores: autoridades del Ministerio de Hacienda, concesionarios, empresas de telefonía, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), entre otros.

Consideran necesario establecer un protocolo que permita esclarecer el uso de las plataformas, dado que los promotores de la ilegalidad utilizan servicios tecnológicos para comunicarse, pues venden lotería a través de ellos y se han distribuido miles de verifones en toda la geografía nacional.

“Que Hacienda asuma su papel de ente regulador real y que se dé a respetar. Reconocemos que el sector cuenta con gente que se ha cansado y ha perdido la fe en el sistema, pero aún estamos a tiempo”, plantea Fenabanca en un documento que entregó al presidente Danilo Medina y entidades profesionales.

Como parte de la solución, pide a la DGII que garantice sus inversiones y someta a la acción de la justicia a los infractores, al tiempo que se cierren todas las bancas que se han puesto en operación desde que se frenaron los permisos en 2011.

Solicita, como punto de salida, que el Comité Contra el Lavado de Activos someta a la trasparencia al sector, dado que aquí de buenas a primera hay personas que han colocado cientos de bancas, en tiempo récord, sin contar con un abolengo económico que justifique su crecimiento. Incluso, piden a la Procuraduría General de la República una fiscalía especializada para el sector de las bancas de juegos de azar y que, además, el Gobierno declare públicos todos los sorteos.

“Señor Presidente, a la Federación, al igual que usted, también le da vergüenza que tengamos más bancas que colmados y hospitales; a nosotros también nos duele que de la nada miles de bancas operen como si a nadie le importara. No le estamos pidiendo privilegios, solo justicia”, plantea Fenabanca en el documento entregado al Poder Ejecutivo.

San Cristóbal, provincia inundada de bancas de lotería

El presidente de la Asociación de Bancas de Lotería en San Cristóbal, Geudy Mateo, ha sido uno de los más activos en el sector para que se ponga orden. En diversas oportunidades se queja de la violación de distancias entre los establecimientos y el pago de supuestos sobreprecios de parte de competidores, entre los que hay que operan sin autorización.

A su entender, el problema de la ilegalidad no puede ser particular a los legisladores. “Entendemos que los legisladores son los primeros que deben cumplir y velar por el cumplimiento de la ley. Sí, tenemos muchos legisladores que andan inundando el país de bancas de loterías y nosotros, como Fenabanca, estamos opuestos a este tipo de práctica. Y siempre nos hemos opuesto a la ilegalidad”, dijo Sánchez.

Señaló que Fenabanca representa al sector de las bancas legales y el capital sano de la economía dominicana. Indicó que los banqueadores quieren ser fiscalizados y regulados, pero para ello el Ministerio de Hacienda debe asumir su papel de regulador para que detenga la proliferación de bancas de loterías sin importar de quienes sean.

“En nuestro caso, el diputado Alexis Sánchez, con incidencia en la provincia San Cristóbal, es el principal proliferador de las bancas ilegales. Sólo cuenta con 37 bancas registradas, según el Ministerio de Hacienda, pero opera más de 200 sólo en San Cristóbal”, sostuvo el dirigente.

Señaló también a la regidora Idelsa Mateo como otra de las responsables de que haya tantas bancas ilegales en San Cristóbal. Pidió a las autoridades enfrentar los actos de violencia que se han generado producto de esta situación.

Roles diferentes

La llegada al Congreso Nacional de inversionistas del sector de bancas de lotería es uno de los temas con mayor presencia en la opinión pública. Dirigentes del sector consultados para esta investigación entienden que la proliferación de bancas ilegales viene de aquellos que tienen mayor poder y que son intocables, pues su posición de congresistas les ofrece ciertas garantías.

Entre los legisladores más populares relacionados con las bancas de lotería están Orlando Martínez, de O.M.; Domingo de León, de La Solución; Antonio Cruz, del consorcio del mismo nombre; Alexis Sánchez, que opera en San Cristóbal y otras zonas. En el negocio hay alrededor de diez representantes legislativos.

Muchas en una sola

Loteka fue vendida a un grupo de “banqueadores”, quienes consideraron la opción de compartir las acciones y, por supuesto, tener ellos mismos un sistema de loterías adicional al que ofrece la Lotería Nacional. De esta forma, ofrecen más de una lotería a través de sus plataformas. Los sorteos son dos veces por día. Loteka aparece como la franquicia, pero de manera independiente están las marcas de los verdaderos accionistas. Esta empresa está conformada por los consorcios de bancas Juancito Sport, C.A., Colombo, Siler, Ortiz, Joselito, Melina, La Soñadora, O.M., La Solución y Eduard. Hasta el momento no han aceptado a más accionistas.

Hay una disputa permanente entre estos consorcios y Leidsa, pues la empresa considera que esos banqueadores no deberían vender números con sus sorteos de lotería electrónica. Sin embargo, hay combinaciones u opciones que incluyen a todas las loterías.

Las bancas de lotería en la región

El avance de los juegos de azar en América Latina ha sido muy significativo en las últimas dos décadas. Estudios recientes establecen que el gasto per cápita anual en la región está en US$250. Las variantes son muy amplias: loterías, quinielas, bingos, lotos, casinos, caballos y en los últimos años con la proliferación de las máquinas tragamonedas.

Mientras algunos expertos aseguran que los juegos de azar crecen con las crisis económicas recurrentes de la región, los datos más recientes dan cuenta de que, a la par de la recuperación económica regional, la pasión por el juego se multiplica.

Según reporta Infobae, la sofisticación de los ingleses que apuestan hasta el color de ropa que lucirá la reina en su próximo cumpleaños, está lejos de lo que ocurre todavía en Latinoamérica, donde todavía se acostumbra a pasar por la agencia de lotería, ir al bingo o al casino.

En países como Argentina, Colombia, Venezuela, Brasil, México y Chile se ha detectado un notable crecimiento del juego y el desarrollo de una industria que moviliza alrededor de US$100,000 millones anuales en toda la región, y poco más de US$500,000 millones en todo el mundo.

En Estados Unidos las cifras oficiales hablan de US$50,000 millones al año, la mitad de América Latina, pero las estimaciones sobre el juego clandestino elevan la cifra al doble, muy parecido a lo que sucede en República Dominicana. Las agencias de apuestas se han multiplicado, y eso puede percibirse en las zonas suburbanas de las grandes ciudades como Buenos Aires, San Pablo, Bogotá o Caracas.

Estimaciones privadas aseguran que en Argentina se destinan alrededor de US$700 millones anuales al mercado de las apuestas, mientras que Venezuela alcanza los US$1,000 millones y Chile es el de menor volumen con US$200 millones al año.

Hay 154 bancas de lotería por cada escuela pública en RD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *