LEILA KHALED: “LA LUCHA ARMADA ES UN DERECHO AL QUE NO VAMOS A RENUNCIAR”

Entrevista a la histórica militantes palestina:

LEILA KHALED: “LA LUCHA ARMADA ES UN DERECHO AL QUE NO VAMOS A RENUNCIAR”

Leila Khaled es una militante del Frente Popular para la Liberación de Palestina, conocida por ser la primera mujer en participar en el secuestro de un avión en el año 1969. Hoy, casi cincuenta años después, permanece firme en sus principios y en su activismo por la emancipación de su pueblo. Lola Jiménez la entrevistó para la publicación “Unidad y Lucha” (…).

  Por LOLA JIMÉNEZ (*).-

 

Imagen icónica la suya, esta mujer es mucho más que un mito. La fuerza que desprende seguramente tiene mucho que ver con su profunda convicción revolucionaria y con  seguir  luchando tras  más de 50 años de vida política activa.  Lejana   la veinteañera  que  llamó la atención del mundo  en 1969    sobre  el apartheid y el estado fascista    de  Israel  y la situación de sufrimiento del pueblo palestino, pero   mantiene la determinación y dice que “hierro sólo se rompe con hierro”  para seguir defendiendo todas las formas de resistencia frente al ocupante.  Su mirada  es la de quien no claudica y se mantiene fiel a sus principios. Al lado de esta mujer,  a la que le debíamos una actividad a la altura  de la causa grande y noble que ella representa, sentimos que cualquier esfuerzo es poco en la causa del internacionalismo proletario.

 

 

     P.- ¿Cual es su  actividad política  actualmente?

 

L. K.- Soy miembro de la dirección palestina y pertenezco al Buró Político del FPLP. Desarrollo tareas como responsable para los refugiados y  en la lucha por el derecho al retorno. Igualmente salgo en giras como esta para explicar lo que está pasando y nuestra causa. Al mismo tiempo por pertenecer al Consejo Nacional Palestino suelo formar parte de delegaciones  para el trabajo de los refugiados.

 

 

    P.- Cómo observa la situación actual de los refugiados palestinos  y su derecho al  retorno.

 

L.K.- La situación en los campos de refugiados sigue  precaria. Pero trabajamos actividades en los campamentos por el retorno. Este derecho no es sólo un concepto, sino también una cultura. Cultura de que hay que quedarse en los campamentos para decir que tenemos derecho de regreso. Vaciar los campamentos es un peligro. Nos está ocurriendo ahora en Siria y lo vimos en  2007  en el campamento  Nahr el bared destruido  completamente por el ejército  libanés donde  la gente tuvo que huir para comenzar todo de nuevo, sin nada. Hoy ese campo esta reconstruido más de la mitad. Los campos son testigos de la catástrofe palestina y queremos que la gente salga directamente  de los campamentos  a  Palestina, no a cualquier otro sitio.

 

En los campamentos, ayer (el 30 de marzo) la gente salió reclamando que Palestina es nuestra tierra y queremos volver a ella. Es importante  mantener la memoria conjunta de nuestro pueblo ya que todos los intentos son para la eliminación de esa memoria de los refugiados.

 

 

   P.- Hablemos un poco sobre las mujeres. Sobre su día a día, sobre sus resistencias frente a la ocupación.

 

L.K.- La gente imagina que  la mujer no tiene participación, pero es ignorar la realidad y la historia palestina. Desde siempre la mujer ha [Img #49380]participado masivamente en los partidos políticos y en la resistencia. Históricamente ha estado presente en todos los acontecimientos, incluidas las luchas. Somos un pueblo sumamente político y la mujer palestina es protagonista en distintos frentes. Ella sufre lo mismo que el hombre la ocupación pero también sufre la explotación de clase, por eso lucha en defensa de sus intereses como se vio en la Intifada de 1987 encabezada por las mujeres.

 

Hay mujeres en las cárceles y eso significa  que tienen una labor dentro de la resistencia al ocupante y hay mujeres en la dirección de la resistencia y en las estructuras de la dirección del CNP. Hemos sufrido mucho y si hablamos de igualdad tenemos que estar viviendo en igualdad  y tener igualdad en la representación de la dirección palestina, tenemos que formar parte de la toma de decisiones, no sólo como mujeres, sino como mujeres que deciden. Somos mujeres, pero estamos luchando. Aunque en nuestros programas e ideas representamos a toda la sociedad, tenemos en cuenta especialmente la cuestión de la mujer  y recuperar su importante  papel en la vida social y política pues hemos visto como desde Oslo  no sólo ha retrocedido todo el movimiento patriótico, también observamos un retroceso para la mujer.

 

 

 

   P.- Hay reseñas que la  presentan como presidenta de la Unión General de Mujeres Palestinas ¿Qué hay de cierto?

 

L.K.-Realmente fui miembro de la dirección, de su  secretariado. A lo mejor porque la gente me conoce  (risas) me  dieron el cargo. Su presidenta ha sido hasta hace poco…..una histórica de la lucha, aun antes de que surgiera  la Unión General.
 

 

     P.- Balance de las negociaciones patrocinadas por el imperialismo y las propuestas que  promueven la creación de dos Estados.

 

L.K.- Los acuerdos se han ido firmando de espaldas al pueblo palestino. Oslo se firmó por la OLP y gente como nosotros que la constituyó nunca fuimos consultados. Después de 24 años se demuestra que nuestra postura fue y es la correcta y que eran una desviación del programa nacional palestino y no nos acerca a nuestros derechos. Israel nunca respeta lo que firma, la autoridad palestina sí y esa misma autoridad se convierte en el agente de la ocupación en nuestra tierra.
Lo más peligroso de los acuerdos  es la coordinación en seguridad, la coordinación con el enemigo de mi pueblo. La Autoridad Nacional  detiene a nuestros luchadores y cuando sale de las cárceles palestinas, Israel los detiene o no los deja salir de la zona. Esta coordinación ha dado lugar a un cambio de papeles pues la labor del ocupante hacia el ocupado la hace esa ANP. Esta ocupación es la más barata, no le cuesta nada al ocupante.
No estoy de acuerdo con dos Estados. Por qué construir dos. La mayoría de la tierra fue confiscada y ahora hay más colonos en Cisjordania  (600 mil) y nos están asesinando en Gaza (3 guerras en los últimos 6 años) y 2 millones de personas en el mayor campo de concentración que es la franja. Nosotros queremos un Estado democrático en Palestina, donde seamos iguales, en deberes y derechos. Esta es nuestra tierra, en la Palestina histórica, un Estado multicultural como existe en muchos países del mundo. Un estado, capital en Jerusalén y  retorno de todos los refugiados, esa es la solución democrática, humana  y justa al conflicto.

 

 

     P.- Las cárceles Israelís mantienen en terribles condiciones a miles de prisioneros  palestinos. Uno de ellos, Admed Saad´at, es todo un símbolo. ¿Nos puede hablar de su situación y de las campañas por su liberación?

 

 

L.K.- Admed Saad´at fue sentenciado a 30 años de cárcel  y se han desarrollado numerosas campañas de solidaridad con él y una web dedicada a su liberación. Ya había pasado por cárceles israelís 9 años, mucho antes de ser Secretario General del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Durante el juicio militar no reconoció ni al tribunal ni al estado que lo juzgaba, se opuso a las órdenes de sus juzgadores diciendo “no me  pongo en pié cuando lo mandan mis enemigos”  y por la fuerza le levantaron. Continuamente lo trasladan de cárcel  pues saben quién es   y la influencia que puede ejercer en otros presos. Es frecuente que le confinen en aislamiento, sin ver a nadie excepto al carcelero.  Ni familiares ni esposa.
 

En el 2015 inició una huelga de hambre, estuvo 30 días. Ni siquiera los  problemas de salud le hicieron dejarla. El dijo “No. Sólo hago caso a mi camarada responsable de esta huelga de hambre” esto demuestra  el profundo respeto que tiene con los camaradas que dirigen y tienen asignada una misión.  Cuando el comité de huelga determinó que los objetivos y las peticiones se habían conseguido se lo trasladaron, sólo entonces dejó la huelga de hambre. Esta es la verdadera dimensión de un revolucionario.

 

 

   P.- ¿Qué papel desempeña la Unión Europea en la causa palestina?

 

L.K.  Con cierta ingenuidad pudiera parecer que es favorable, la unión Europea apoya proyectos humanitarios. Sin embargo todos los países que la componen tienen relaciones militares con Israel, relaciones económicas… Alemania  dio  submarinos nucleares a Israel, Francia también. Incluso Grecia y su gobierno de Siryza llegó a acuerdos  económicos, como el del gas, con Israel. Los proyectos de la U.E. en Gaza fueron destruidos por Israel y la U.E. guardó silencio, ni una crítica. Ese es el verdadero rostro de la U.E. con la causa palestina.

 

 

   P.- La legítima defensa y el derecho a resistir. En todas sus formas ¿significado?

 

 

L.K. Israel es un estado fascista, racista y no reconoce el derecho del pueblo palestino. Confisca nuestras tierras, mata nuestros niños, destruye nuestras casas, llena las cárceles con más de 7000 activistas, construye muros, usa el fosforo blanco contra la población…Quieren eliminar al pueblo palestino y  viola  todo tipo de leyes  internacionales.  Lo que hace Israel es terrorismo y  no ha sido condenado por todos sus crímenes. No podemos permitir que siga avanzando en nuestra patria, tenemos que pelear.

 

 

No  hay más que una solución, la resistencia. Porque la resistencia global libera la tierra. Sin eso no podemos avanzar. Lo que hacemos nosotros es resistencia, para defendernos del ocupante. Y la resistencia está respaldada por la ley internacional: gente bajo ocupación o represión tiene el derecho a resistir, por todos los medios, incluyendo la lucha armada.  Es nuestro derecho y no vamos a renunciar.

 

 

   Muchas Gracias. A Leila por compartir jornadas antiimperialistas y de reivindicación de la tierra palestina que el M.R.G desarrolló y por  hacernos de anfitriona para la entrevista. Igualmente a Fayez por la traducción.

 

L.K.- Gracias. Sabemos de antemano que vosotros siempre habéis apoyado la causa palestina. Eso en sí mismo es un honor y estamos orgullosos de tener amigos aquí.

 

 

NOTA FINAL: Esta entrevista se realizó el 31 de marzo y ahora para su edición  en el UyL digital hemos sabido que Leila inició el 7 de mayo una huelga de hambre en apoyo  de los presos palestinos  que viven en condiciones inhumanas en las cárceles de exterminio de Israel  y que llevan desde mediados de abril en huelga  de hambre. Esa huelga de más de 1500 personas presas se realiza bajo  la consigna de “Libertad y Dignidad” busca cambiar las terribles condiciones  carcelarias y terminar con la tortura sistemática  y el régimen de aislamiento prolongado, entre otras reivindicaciones.

 

 

De Unidad y Lucha

 

http://canarias-semanal.org/not/20380/leila-khaled-la-lucha-armada-es-un-derecho-al-que-no-vamos-a-renunciar-/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *