Quien va a morir se alivia

Quien va a morir se alivia

RAFAEL PERALTA ROMERO

rafaelperaltar@gmail.com

Especial para Qusiqueyaseralibre.com

Animado por las declaraciones  de la  señora Mónica Moura, esposa del embaucador Joao Santana,  un fanático  gobiernista que trota  en la avenida Mirador Sur se detuvo   profiriendo loas al presidente Danilo  Medina  frente a un grupo del que sabe no simpatizan con  la forma de gobernar del actual mandatario.

Como el hombre insistiera  en repetir  que con la declaración de  la  consorte del exasesor  de Medina, la cual  habría  dicho  -retractándose- que este no recibió  dinero de  la poderosa Odebrech para financiar su campaña electoral, uno de ellos respondió a voz en cuello: “Si tuviera vergüenza él hubiera renunciado”. El otro siguió trotando.

Los dominicanos estamos ocupando mucho tiempo en tejer conjeturas en torno al  futuro inmediato de la nación. Unos temen que en cuestión de meses  estalle una crisis política que haría difícil la gobernabilidad  y la convivencia armónica. Otros aseguran que el presidente  Medina llegará al término de su cuatrienio arrastrándose.

Unos  sueñan con la destitución del Presidente  y  hasta aseguran que Margarita Cedeño, vicepresidenta de la República y esposa de Leonel Fernández, adversario de Medina en las luchas intrapartido, se está preparando para asumir la jefatura del Estado. Los más sensatos observan que eso  no resulta  tan fácil.

En diálogo callejero, un  profesional le decía a otro: “En unos meses aquí  tú no podrás comprar ni arroz”. Azorado,  el otro intentó minimizar  el  mal presagio,  pero el que habló primero reiteró: “No tendrás con qué comprarlo y aunque tengas  dinero no lo encontrarás”.  Entre nosotros  andan muchos pronósticos desalentadores.

El suspense  con el que las autoridades – el Ministerio Público, sobre todo-   están conduciendo las investigaciones  por los sobornos de la Odebrech  ha impregnado de pesimismo la conciencia nacional. No son muchos los  que esperan que  los grandes responsables de corrupción   para otorgar obras del Estado a la  célebre firma brasileña vayan a la cárcel.

Analistas políticos han opinado que la reunión del comité político del Partido de la Liberación Dominicana, el pasado martes,   representa un mensaje de unidad de la enemistada cúpula de la organización.  Testigos han dicho que al momento de ingresar los fotógrafos,  Fernández  y Medina sostenían una  agria discusión, y que cambiaron de postura ante los miembros de la prensa. Ese es el mensaje.

La  opinión generalizada es que  la atmósfera está  muy pesada para  el gobierno y su partido.  La declaración de la  señora Moura, presa por corrupción en Brasil,  ha  inyectado un alivio  a Danilo Medina y su equipo, pero eso hace recordar un  dicho muy propio de la sabiduría popular dominicana: todo quien va a morir se alivia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *