Ruben Martínez Huelmo: “A Maduro se le fue la moto”

El senador del Frente Amplio Ruben Martínez Huelmo dijo que a Nicolás Maduro “se le fue la moto” y utilizó un léxico fuera del encuadre diplomático, más propio de la “Tribuna Colombes”, al dirigirse al gobierno uruguayo. Entrevistado por República Radio, el legislador del Espacio 609 manifestó fuertes críticas hacia el secretario general de OEA y dijo que espera que se retome el camino del diálogo. En ese sentido, afirmó que la “solución de Almagro no aporta nada” y sostuvo que “excluir del sistema interamericano a la República Bolivariana de Venezuela, no lleva a una solución”. “A mí la OEA no me representa porque Almagro tiene tres o cuatro discursos”, afirmó. Respaldó el comunicado del presidente Vázquez quien actuó, dijo, de forma “ponderada y equilibrada”.

¿Qué le pareció la respuesta del gobierno uruguayo a los dichos de Maduro?
Concuerdo absolutamente con el tenor de la nota que firma el presidente Vázquez en cuanto a que se rechace tajante y categóricamente las declaraciones del presidente Maduro. Me parecieron acusaciones fuera de lugar, y muy injustas. Como se dice vulgarmente al presidente Maduro se le fue la moto. Ese no es el léxico diplomático para dirigirse a un presidente o al canciller de una república, no estamos en la feria ni en la tribuna Colombes, es un país independiente y por lo tanto, le que le solicitó Vázquez en dicha nota de que presente pruebas de lo que acusa están en su justo lugar.

¿Es posible que esto sea un error, que se digan estas cosas a un presidente estando en el centro del candelero el tema Venezuela?
No sé si es un error, no puedo medir la intencionalidad del presidente Maduro, para mí está muy mal informado, y su propia canciller, muy pasional, seguramente no pone paños fríos donde hay que poner. El 28 de marzo en El País y en LA REPÚBLICA -más allá de lo que hace Uruguay en el proceso con el llamado al diálogo y a la situación de los presos- se dice claramente en los titulares: “Uruguay, no votará la cláusula democrática contra Venezuela”. Es decir, estamos sosteniendo que Venezuela no sea expulsada de la OEA, como sostiene el propio Almagro. Estamos dando una dura lucha, con un equilibrio y ponderación que lamentablemente el presidente Maduro no ha observado.

Existe un gran margen de frenteamplistas que no estaban de acuerdo con las decisiones de Almagro…
Los compañeros que cuestionan al secretario de la OEA han hablado claro, y yo opino igual. La solución de Almagro no aporta nada, excluir del sistema interamericano a la República Bolivariana de Venezuela, no lleva a una solución. Hay que hacer gestos que abonen el camino del diálogo que es fundamental, porque si no se arroja a esta nación hermana a una crisis política y social de ribetes brutales, y nadie quiere eso. Queremos que vuelva a su cauce y que haya un diálogo, pero con esa declaración de Maduro ante un país amigo ayuda a encauza la situación.

¿Cómo cree que quedan las relaciones con Uruguay después de estas declaraciones?
-Tabaré Vázquez ha sido muy claro, marcó la cancha, pero obviamente esto se va a decantar y los oficios diplomáticos harán el resto, porque obviamente el Presidente no podía dejar pasar por alto esto. Creo que en el Caribe se les va mucho el léxico y la moderación para dirigirse de un país a otro, y mucho más cuando se trata de un país que nunca ha actuado desmelenada con Venezuela.
Usar los mismos criterios para los amigos que para los enemigos no parece inteligente…
-Creo que no, sé que hay una lucha muy grande de Venezuela con la OEA, pero que no se confunda -lo digo porque tengo una gran amistad con el embajador Julio Chirino- que estemos sintonizando con Almagro, porque Almagro es otra cosa.

Acusar Uruguay de estar confabulando con EEUU sonó fuerte
-Sonó fuerte y nosotros ante esa declaración y sin que nada nos obligue, automáticamente rodeamos al Presidente de la República, que es el que dirige la política internacional del país, el canciller es un secretario de estado, pero el que dirige la política internacional es el Presidente de la República. Esa declaración es un abuso absoluto porque, bajo ningún punto de vista se puede pensar si es del exterior que el Presidente tiene un ente autónomo llamado el canciller de la República, no existe en ningún lugar del mundo.

El planteo fue equivocado porque intentó tirarle un mimo a Vázquez diciéndole que lo respetaba y admiraba, y después se largó a matar a Nin Novoa…
-Sí, hay lugar para muchísimas interpretaciones; pero en lo que no cabe otra interpretación es que Uruguay está comandado por la máxima jerarquía que es el Presidente de la República y luego su canciller. Tenemos que ser muy claros, si tiene que haber un diálogo que el presidente Maduro lidere y que lo lidere realmente, y manejando las concesiones que tendrá que hacer, porque el dialogado solamente para imponer lo que uno piensa no es dialogado, eso es monólogo. Me parece que, si el presidente Maduro está sinceramente comprometido con el diálogo, lo debe liderar él.

La OEA ha enviado un mensaje duro y concreto a Venezuela, ¿cómo ha visto la votación en el Consejo Permanente?
-Hasta ahora he visto que la OEA hace declaraciones porque realmente Almagro no tiene los votos para expulsar a Venezuela, sino ya hubiera procedido en manera sumaria mucho antes. Y Uruguay está dentro de esos países que se niegan a expulsar a Venezuela. Por esto me llama la atención los dichos de Maduro que no ayudan para nada. Es evidente que Uruguay no va a cambiar de posición, en esto todos nos tenemos que exigirnos un poco. Quiero decir con total tranquilidad espiritual y política, que a mí la OEA no me representa porque Almagro tiene tres o cuatro discursos, fue a pedirle el voto a Venezuela y -ya en ese tiempo sabía de las dificultades en Venezuela- no le advirtió a Maduro todo lo que le iba a decir después. Primero aseguró su voto y la influencia de Venezuela en el Caribe para obtener la secretaría en la OEA, por lo tanto toda esa politiquería de baja estofa que realizó en lo previo y ahora el doctor Almagro, me tiene sin cuidado, es como si no existiera y le doy la línea a la Unasur y no a la OEA.

La senadora Topolansky habló de la posibilidad de revocar del mandato ¿Cómo ve este tipo de acciones?
-No estoy al tanto de esa mecánica, pero la verdad es que ha sido un fraude total porque en vez de comportarse de una manera conciliatoria en todos los problemas que tiene América Latina, que son muchos, se ha focalizado en Venezuela, y en realidad lo precisa América Latina es gente que concilie, que llame al diálogo y no de tono imperial, con sentido democrático y republicano.
Es notorio que una de las cosas que puso en evidencia la actitud de Almagro, es que después del discurso de Trump, no se escuchó críticas del secretario de OEA sobre su proceder. Yo lo definiría con pocas palabras: ha sido monotemático desde que asumió, todos los problemas de América Latina están en Venezuela, es monotemático Almagro.

Toda la oposición se alineó con la posición del Presidente, ¿qué lectura hace usted de esto?
-Eso implica que los uruguayos en muchísimas cosas nos encontramos, y podemos tener opiniones diferentes frente a procesos políticos que están lejos de aquí, donde hay temas técnicos, pero evidentemente hay algunas cosas que colman la paciencia y colman el vaso, porque no se puede dirigir a un Presidente que ha actuado de manera ponderada y equilibrada frente a un tema compleja como es el venezolano con ese exabrupto de que poco menos que lo dirige el Pentágono.

¿Cómo cree que puede destrabarse algo que se ha llegado a complicar tanto?
-Soy muy optimista, y lo que tiene que haber en estas cosas internacionales es la buena fe, y creo que el camino que le pide Tabaré en la carta a Maduro, que recapacite y pida las disculpas del caso, podría ser un camino. Desconozco si Maduro estará en condiciones anímicas de acceder a ello, pero hay que poner una pausa a los efectos de restablecerse de una situación crítica.
El gobierno uruguayo se tomó su pausa para responder en más de una oportunidad
-Es así, las actitudes intempestivas en materia internacional no son aconsejables.

Ruben Martínez Huelmo: “A Maduro se le fue la moto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *