“Recibir las exoneraciones del Congreso es inmoral”

Entrevista

“Recibir las exoneraciones del Congreso es inmoral”

Suedi León

El revolucionario se mantiene activo en el colectivo “Marcha Verde” por el fin de la impunidad

Despradel viasuliza AlPaís como opción de poder para el 2020.

Despradel viasuliza AlPaís como opción de poder para el 2020. (Juan T. Valenzuela)

Fidelio Despradel quiere dejar su marca en el Congreso Nacional: ser diferente a todos los hombres de izquierda que han ocupado un curul en el primer Poder del Estado. El Diputado Nacional es el primer candidato de izquierda, sin alianza en el país que logra un espacio por la fuerza de su partido, Alianza País. A sus 79 años se mantiene activo. Seis cirugías en la pierna izquierda y tres reemplazo de rodilla, no le impiden al casi octogenario diputado participar en concentraciones de la Marcha Verde y asistir a las sesiones del Congreso.

La Cámara le ha resultado distinta a lo que esperaba. Confiesa que la mayoría de los legisladores le respetan. Otros, que no comulgan con su estilo de vida humilde sin ropa ostentosa ni vehículos lujosos, se ríen cuando le ven llegar al Congreso en taxi, o en una vieja carcacha de algún amigo. Sin embargo, a pesar de eso, no siente que el ambiente sea hostil.

Prefiere no hablar de su pasado como revolucionario en el Movimiento 14 de Junio, conversar de Manolo Tavárez Justo le trae recuerdos que humedecen sus ojos. En tanto el “Lobo Estepario” del Congreso se apega a la frase del periodista y escritor checoslovaco, Julius Fucik: “He vivido por la alegría, por la alegría he ido al combate y por la alegría muero: que la tristeza jamás sea unida a mi nombre’’.

¿El Congreso es lo que usted se imaginó que era?
El Congreso es un espacio desde donde uno puede hacer un trabajo y en ese sentido eso es positivo. Pero no es ni remotamente el Congreso que requiere la República Dominicana. Nosotros defendemos una cámara unicameral. Aquí debería exigirse que los diputados al Congreso tengan una serie de condiciones que les permitan ejercer la función. Ahí hay hombres y mujeres muy serios, que pueden aportar mucho al país.

Sus convicciones de izquierda, ¿le han causado algún conflicto dentro del Congreso, tomando en cuenta que los partidos dominantes no responden a esa línea?
En el Congreso la gente me expresa afecto y respeto. Me siento bien en ese sentido, porque no es un ambiente hostil, aunque el grueso de las posiciones que yo sostengo, son hijas del programa de Alianza País contrarias con la mayoría peledeísta.

Usted renunció a las exoneraciones que le confiere el Congreso. ¿Por qué lo hizo?
Muchos se ríen cuando me ven llegar en el carro de Cheo, mi hermano, miembro del Comité Político de Alianza País, un carro que debe tener 60 años, pero camina. O voy con una camioneta vieja, pero a mí no me importa. Yo no voy a recibir las exoneraciones del Congreso, porque es una inmoralidad. Los congresistas pueden comprar un vehículo a plazo, además ¿quién diablos dice que hay que andar en una yipeta? Tampoco recibo el famoso “barrilito”, ni la ayuda en diciembre de no sé cuántas cajas. El salario que recibo allá se gasta aquí en mi oficina, en pagarle a mi equipo de trabajo, gente enfocada en hacer cambios en el país.

El pasado 16 de agosto, le correspondía a usted, por ser el legislador de mayor edad, juramentar al bufete ejecutivo de la Cámara, sin embargo se rehusó. ¿A qué se debió?
Yo mantengo buenas relaciones con la presidenta de la Cámara de Diputados. No tengo nada en su contra, la respeto mucho y creo que ella a mí. La gente se sorprendió por eso, pero el Congreso es el poder que vigila al Poder Ejecutivo. Entonces ¿cómo podría Lucía Medina fiscalizar la labor del presidente, siendo éste su hermano?

RD ha tenido muchos legisladores de izquierda, ¿cómo espera usted dejar su huella en el Congreso?
Primero, opuesto totalmente a todo lo que me has mencionado. El grueso de los hombres de izquierda que han ido al Congreso, con sus excepciones, han sido cómplices de todo lo malo que ha pasado en RD y no tienen justificación, porque pueden decir: yo no participé en eso, pero no lo denunciaron. Yo todos los días, de una forma u otra, denuncio lo que veo. Ser el congresista del pueblo es suficiente.

¿Son tan grandes las diferencias entre AlPaís y los demás partidos, que dos diputados nacionales de izquierda no pudieron conformar una agenda de trabajo?
Fidel Santana y yo hemos estado juntos en las iniciativas contra la corrupción, contra el uso inadecuado de los recursos naturales. Nos sentamos juntos uno al lado del otro en el hemiciclo y nos consultamos todo. Nosotros (AlPaís) cuando pensamos hacer un bloque con el partido de Fidel, ya éste lo había conformado con el PQDC. No fue que nosotros rechazamos la alianza, ni menos un alejamiento de hombres como Fidel.

¿Cuál es su agenda de trabajo en el Congreso Nacional?
Los tres principales puntos de agenda de Alianza País son: soberanía alimentaria, defender los recursos naturales y el combate de la corrupción. En ese sentido no estoy en el Congreso principalmente para conseguir leyes, sino para vincularme a los problemas del país como Diputado Nacional y unas veces convertir eso en propuestas y otras en denuncia.

Usted se ha pronunciado fuertemente respecto a la situación ambiental en el país ¿cómo la ve?
La minería nos va a destruir como nación. Los gobiernos del PLD irresponsablemente han dado casi 300 permisos de exploración a multinacionales mineras, algunas regenteadas por testaferros dominicanos que se prestan para eso. La cordillera Central la han rodeado de concesiones. Un gran crimen ecológico.

Se le conoce por ser un hombre crítico ¿cómo valora la situación actual del país?
Desde el 1997 RD está organizada para ser un Estado neoliberal. Yo no le perdono a Leonel Fernández el haber privatizado las empresas que le había confiscado el Estado dominicano a Trujillo. El pueblo se ilusionó con el PLD porque estaban prometiendo la liberación nacional. La gente intuía que era lo que convenía, pero ese señor echó por el suelo eso, cuando privatizó las empresas, mandó una señal que convirtió las tierras del CEA y las empresas en botín de guerra para sus cuadros. Lo de los Tres Brazos es un escándalo tan grande que Medina tuvo que decir, nosotros lo vamos a resolver, pero ellos llevan 20 años haciendo eso.

¿Es el objetivo de la Marcha Verde sacar al PLD del poder?
No. Se trata de hacer conciencia de que la corrupción y la impunidad son parte de sus problemas. Al PLD hay que sacarlo del poder y a Danilo Medina, porque él es la cabeza responsable, ahora bien, eso no se va a producir por la vía de la Procuraduría, del Congreso y de los mecanismos que están controlados por ellos. Se va a producir cuando la clase media y los sectores populares se unan y partidos políticos y las masas del pueblo formen un bloque tan fuerte que estos sean “chivitos jarto de jobo” ante el pueblo.

¿Pero eso es posible??
Yo lo he visto, lo vi en la guerra en los 60, en la década del 80. Este pueblo tiene una historia reciente y eso está en la sangre de los dominicanos.

Neoliberal
Yo no le perdono a Leonel Fernández el haber privatizado las empresas que el Estado dominicano le había confiscado a Trujillo”.

Sin lujos
Yo tengo un par de zapatos, cuando se gastan los cambio. Siempre he tenido carros viejos, pero caminan”.

– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2017/04/01/ldquorecibir-las-exoneraciones-del-congreso-inmoralrdquo#sthash.jhwfr6rD.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *