La Batalla del 30 de Marzo o Batalla de Santiago

Batalla del 30 de Marzo o Batalla de Santiago

Batalla del 30 de Marzo
la Guerra por la Independencia Dominicana
Fecha 30 de marzo de 1844
Lugar Santiago
Resultado Victoria dominicana
Beligerantes
 República Dominicana  Haití
Comandantes
 José María Imbert
Pedro Eugenio Pelletier
 Jean-Louis Pierrot
Gral. St.-Louis
Fuerzas en combate
400 regulares: francomacorisanos Se desconoce
Cronología
Anterior: Batalla del 19 de marzo Batalla del 30 de Marzo Posterior: Batalla de El Memiso

La Batalla del 30 de Marzo o Batalla de Santiago fue la segunda batalla posterior a la Guerra de la Independencia Dominicana y se libró el 30 de marzo de 1844, en Santiago. En esta batalla, el general José María Imbert] al mando de una parte del ejército del norte, derrotó al general Jean-Louis Pierrot, quien comandaba las tropas del ejército haitiano en una relación numérica superior a su favor.

Historial

Después de haber sido derrotados en la Batalla del 19 de marzo primera batalla después de la independencia dominicana, los haitianos volvieron a invadir la recién creada nación.

Antes de iniciar la batalla en Santiago, los dominicanos se aprestaron a realizar preparativos consistentes en obtener dinero para la compra de armas. Con la asistencia de Ramón Matías Mella y Pedro de Mena, se lograron donativos de muchas personas pudientes deSanto Domingo. En Santiago, personajes como Ciprián MallolJuan Luis BidóRamón Bidó y otros dominicanos también se unieron a la causa.

Comenzaron a llegar refuerzos a Santiago desde Baní al mando del coronel Ramón Santana. El General Francisco Antonio Salcedo avanzó hasta Talanquera y Escalante, con el propósito de contener el avance militar haitiano hacia Santiago. Este militar estableció su cuartel general en Escalante, cerca de GuayubínMontecristi. Las tropas de Pierrot avanzaron rápidamente y éste tomó a Dajabón el 23 de marzo de 1844.

El 27 de marzo de 1844, el general y comandante de operaciones en Santiago José María Imbert fue llamado por la Gobierno dominicano, con el propósito de que organizara el contraataque a los haitianos.

Imbert atrincheró la ciudad, construyó fosos y tomó precauciones importantes para ganar una batalla. Se hizo acompañar de los oficiales Pedro, Achille Michel, Ángel ReyesRamón Franco BidóJosé Nicolás Gómez, Fernando Valerio López, José M. López, Lorenzo Mieses, Dionisio Mieses, Toribio Ramírez, Marcos Trinidad López, entre otros.

El 27 de marzo, el General haitiano Pierrot dividió sus tropas. Se acercó a la ciudad de Santiago de los Caballeros con más de 2,000 soldados en cada columna. Antes del amanecer, las tropas invasoras se atrincheraron en Gurabito. Después de haber cruzado el río Yaque del Norte y de atrincherarse, el ala derecha se dirigió hacia el camino de La Herradura.

El 30 de marzo, los haitianos atacaron y fueron embestidos por el general José María Imbert en el fuerte Dios, Patria y Libertad frente a la sabana de Santiago de los Caballeros. Los haitianos contraatacaron y fueron rechazados por la artillería dominicana y la fusilería de Fernando Valerio. El ejército haitiano lanzó un ataque desesperado y fue vencido con los cañones del fuerte Dios, Patria y Libertad y por la infantería de Fernando Valerio López. El ejército de Jean-Louis Pierrot se vio obligado a retroceder, dándole la victoria al ejército dominicano liderado por José María Imbert.

La idea de Duarte y sus seguidores de que la República Dominicana se bastaba sola para defenderse de la horda haitiana sin necesidad de sacrificar parte de su territorio para obtener protección extranjera fue confirmada el 30 de marzo de 1844 en Santiago de los caballeros.

A la cabeza de un ejército de 10,000 hombres el general Pierrot se abalanzo contra Santiago de los caballeros, en la cual no se encontraba el jefe de la plaza, General Ramón Mella, por haberse dirigido a san José de las matas en compañía del general Pedro Ramón de Mena y del capitán José Desiderio Valverde con el propósito de reclutar tropas.

Se hizo cargo de la defensa el general José María Imbert, quien había sido el jefe independentista en Moca. En su apresurado plan de defensa, fortifico y acondiciono tres fuertes naturales que se bautizaron: Dios, Patria y Libertad.

A las 12 de la tarde del 30 de marzo de 1844, inicio Pierrot el ataque a Santiago. El general Imbert contaba con el asesoramiento del general Pelletier y del comandante Achille Michell. Así dirigidos, los dominicanos castigaron duramente a los invasores, los cuales a pesar de numerosas y resueltas acometidas no lograron penetrar en las fortificaciones defendidas por fuertes andanadas de artillería y cerradas descargas de fusil.

Las bajas haitianas eran tan considerables que el general Pierrot pidió una tregua para recoger muertos y heridos y para parlamentar con los dominicanos. El general Pelletier y varios oficiales dominicanos bajaron a entrevistarse con Pierrot, poniéndole en conocimiento que según un impreso proveniente de la junta gubernamental de Santo Domingo, el presidente Charles Herard había perecido en la batalla de Azua. Esto despertó en Pierrot la ambición de apoderarse del gobierno de Haití y decidió retirarse del campo, abandonando pertrechos y heridos.

Cabe al general Imbert la gloria de este triunfo, ya que fue él quien organizo y unifico la defensa. Las batallas del 19 y 30 de marzo tienen algo en común y que las destaca, esto es que a estas batallas se les otorgo el nombre de la fecha en que ocurrieron y no del lugar.

http://fundacioncaamano.blogspot.com/2014/03/batalla-del-30-de-marzo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *