Decanato FCE debe corregir entuertos dejado por Viejo Decanato

Los egresados universitarios dominicanos de las recientes promociones son el resultado de los últimos cinco años del proceso de aprendizaje. Las pruebas nacionales de reclutamiento de maestros han dejado mal parado al Viejo Decanato, que el último lustro perdió el tiempo en buscar la manera de reelegirse y fueron asfixiadas por las mayorías con un sesenta por ciento a cuarenta, en las votaciones del pasado febrero.

El Decanato del Facultad Ciencias de la Educación está obligado a insertarse en el proceso de aprendizaje del Siglo XXI para beneficiar la Cultura y la Ciencia de sus educadores y educandos. Los profesores tienen que recibir a sus alumnos para construir Cultura y Ciencia. Ese es el encargo social que la sociedad espera de la UASD. Lo mismo, se puede decir de los alumnos de la escuela dominicana, afectada por el dogmatismo y  que será evaluada con las medidas del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (Pisa) el año que viene y que el gobierno evadió la última valoración para no quemarse. Estos alumnos cercanos al final de  la educación obligatoria tendrán que someterse a pruebas de matemáticas, ciencias, lectura, escritura y razonamiento lógico.  Estos jóvenes ingresarán a las universidades dominicanas este año y el venidero y las instituciones de educación superior tienen la obligación de prepararlos para un presente cada día más exigente en conocimientos. Las universidades dominicanas tienen que someterse a cambios profundos en el sistema de enseñanza, para crear un ciudadano que pueda aprovechar las nuevas herramientas educativas que son modificadas constantemente. Fue detectado en el Plan 14 de la Facultad Ciencias de la Educación, que quisieron imponer las inquilinas del Viejo Decanato a capa y espada, y que hoy se revisa  para corregir entuertos,  el intento de pasar de contrabando la asignatura  TEG-4270 Técnica de Elaboración de Proyectos Investigación Educativa por FIL-124 Metodología de la Investigación Científica, de la Escuela de Filosofía, de la Facultad de Humanidades. Este revelación demuestra que eliminar el humanismo en la formación de maestros los aleja de la Cultura y la Ciencia, acercándolos al dogmatismo y las supersticiones. Los partidarios del pensamiento liberal económico en nuestro país, eliminaron del Plan Decenal de Educación la filosofía, para que los dominicanos no aprendan a pensar y razonar. La atadura del Concordato firmado por el tirano Rafael Trujillo y la iglesia católica, tuvo como objetivo sacarle el cerebro a los dominicanos para sustituirlo por el dogma y que no piensen ni razonen, para que sea aprovechado por las clases dominantes para su dominio eterno en la tierra. Una de las razones del fracaso de las matemáticas hay que buscarlas en el modo de pensar del Viejo Decanato y sus socios en los viejos ministerios de educación, quienes nunca entendieron que la eliminación de la filosofía conllevaría al fracaso del pensamiento lógico, tan necesario en el aprendizaje de las matemáticas.  La eliminación de la Psicología Deportiva y la Medicina Deportiva de la Escuela de Educación Física y Ciencias del Deporte, busca aumentar las faltas de un Plan de Estudios 14, que es  un cadáver insepulto. El  llamado Plan 12 de los años setenta del siglo XX esta moribundo y tiene que ser sustituido por su desfase con las ciencias aplicadas a la educación que cada año son renovadas en toda la faz de la tierra.

Edad de piedra-UASD (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *