RD va a su décimo año de balance presupuestario deficitario

RD va a su décimo año de balance presupuestario deficitario

Dibujo
Germania Montás Yapur

Recientemente las autoridades comenzaron a publicar las cifras oficiales de los ingresos recibidos en el año 2016. A pesar del pronóstico que hicimos en junio de ese año, de que las recaudaciones tributarias terminarían unos 16 mil millones de pesos por debajo de lo establecido en el Presupuesto (-4%), el resultado de los ingresos fiscales es un faltante de RD$2,233 millones respecto al monto presupuestado (excluyendo donaciones).
Un faltante incluso menor de lo que el propio Gobierno había considerado en la reestimación de 2016 que fue utilizada para elaborar el Presupuesto del 2017; pero también menor de lo previsto en la modificación realizada a la Ley de Presupuesto en diciembre de ese año. En estos casos, el Gobierno estimó que cerraría el año con faltantes de ingreso respecto al Presupuesto inicial de RD$12,653 millones y en relación con el ajuste de diciembre por RD$7,153 millones.
Este resultado se debe principalmente al desempeño de la Tesorería Nacional, que colectó RD$5,209 millones más de lo previsto, recibiendo RD$2,258 millones de dividendos de la Refinería Dominicana de Petróleo y RD$2,837 millones por concepto de Ganancia por colocación de bonos externos. Además, el gobierno logró incorporar a la contabilidad pública más ingresos en la denominada Cuenta Única del Tesoro-CUT. En conjunto estas tres partidas (Dividendos de Refinería, Ganancia por bonos y CUT) generaron un excedente de unos RD$5,600 MM respecto al presupuesto.
A su vez debe destacarse la mejoría mostrada por la DGII en los últimos dos meses del 2016, que revertió la tendencia de caída de las recaudaciones en esa institución respecto a los montos esperados.
Esta mejoría se observa básicamente, en los ingresos recaudados por concepto de Impuestos sobre los Ingresos de las Empresas (Impuesto Sobre la Renta de las Empresas, Impuesto Anual Minero, Impuesto sobre las Utilidades Mineras, Impuesto sobre las Ventas de las Zonas Francas, Impuestos sobre Casinos y Juegos Telefónicos y la retención sobre ganancias de capital e intereses de las personas jurídicas) que acumulaba un faltante a octubre de más de RD$5,000 MM. Sin embargo, se observa que en los meses de noviembre y diciembre, la DGII excedió el monto estimado de recaudo por este concepto en RD$2,143 millones, reduciendo la brecha y cerrando el año con RD$3,535 MM menos que la meta.
Lo propio ocurrió en el caso del Impuesto Selectivo a los alcoholes cobrado por DGII, que además de presentar un buen desempeño durante el periodo enero – octubre, muestra un comportamiento sobresaliente en los últimos dos meses del año, generando en el año RD$1,145 millones más que el año anterior y RD$928 millones más de lo previsto.
De su lado, Aduanas recaudó durante el 2016, RD$7,075 MM más que en el 2015 (+7.4%),y en cuanto a lo esperado, cerró con solo RD$380 MM (-0.4%) menos que su meta. Si bien, tanto por concepto de aranceles como por el ITBIS que capta esta entidad recaudó menos de lo estimado, logró que estos conceptos crecieran respecto al año anterior.

En el caso del ITBIS total se observa un crecimiento interanual de 8%; sin embargo, no se alcanzó la meta presupuestada cerrando el año con RD$4,000 millones menos. Solamente en abril, junio, agosto y diciembre de 2016, el ITBIS superó la meta del mes; en el resto del año se mantuvo por debajo de la estimación, siendo amplia la brecha en los meses de septiembre a noviembre.
Como se puede observar en el gráfico, con estos resultados en términos de ingresos, y teniendo en cuenta que los gastos ejecutados por el gobierno al cierre del año resultaron 0.7% menos del monto presupuestado (unos RD$ 3,900 millones menos), el gobierno finalizó con un balance presupuestario (Ingresos menos gastos) deficitario, en línea con su meta, equivalente a 2.3% del PIB estimado en septiembre 2016.
De su lado, el año termina con la presión fiscal de 14.6%, mientras la presión tributaria se mantiene en 13.5%; con ingresos tributarios que financian el 80% del gasto público sin incluir los compromisos de amortización de la deuda pública.
El estancamiento de la presión tributaria resulta de un incremento de los ingresos tributarios que no logra superar el crecimiento del PIB. De permanecer este comportamiento, nos mantendremos lejos de la meta de 16% que planteaba la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo para 2016.
¿Se mantiene optimista el recaudo esperado para 2017? Con los resultados alcanzados en los dos últimos meses del pasado año, la meta de ingresos para el 2017 parecería ser más realista de lo que podía pensarse unos meses atrás.
Teniendo en cuenta que las recaudaciones de 2016 crecieron en 9.7%, 1.2 puntos mayor al crecimiento nominal de la economía, el incremento de los ingresos de 10.8% que se estima para el 2017, parece factible cuando se espera un crecimiento de la economía de 8.9%. Desde este punto de vista no parece tan retador alcanzar la estimación de ingresos presupuestada en 2017.
Sin embargo, en términos monetarios, se trata de recaudar unos RD$52,500 millones más que en 2016: RD$31,500 millones en DGII y RD$18,140 millones en Aduanas.
En este sentido, al ver en detalle los conceptos que apoyarían el crecimiento esperado de las recaudaciones, se visualiza cierto optimismo:
• El ITBIS se espera que crezca un 15%, aunque no se prevén cambios más allá del cobro adelantado de 50% de este impuesto en las Aduanas a las industrias acogidas a Proindustria y la anunciada lucha contra la evasión. Dado que en 2016 creció 8%, en la práctica el reto será recaudar, entre Aduanas y DGII, aproximadamente RD$2,000 millones más cada mes.
• En cuanto a los Aranceles, aunque en términos absolutos se espera recaudar unos 5 mil millones de pesos adicionales por este concepto, en términos relativos es alrededor de 20% más que en el 2016. Teniendo en cuenta que en 2016 creció 4%, este incremento parecería excesivo.
• Los impuestos selectivos sobre los hidrocarburos deberán incrementar su aporte al fisco en 8%, que equivale a unos 3,500 millones de pesos adicionales. Esto no parece difícil siempre que se mantenga la previsión de aumento de los precios del petróleo y el consumo.
• Se continúan centralizando los fondos públicos en la Cuenta Única del Tesoro (CUT) que este año crecerá en 21% o RD$ 2,400 millones. Con este valor, la CUT pasa a totalizar RD$14,030 millones (equivalente a 3% de los ingresos fiscales y 43% del total presupuestado en la TN).
El aumento de estos 4 conceptos representa alrededor del 68% del incremento total de las recaudaciones previstas en 2017.
En conclusión, las entidades recaudadoras deben colectar unos RD$ 52,500 millones más que en el 2016 para costear el 86% del gasto público. Además, el gobierno deberá obtener financiamiento por RD$ 171,886 millones (US$3,563 millones) para cubrir el resto del presupuesto, de los cuales ha obtenido US$1,200 millones en bonos externos. Con ello se espera cerrar el año 2017 con un déficit de RD$84,894 millones que representa 2.3% del PIB. Lo que significa que tendremos un resultado negativo equivalente al año 2016 aunque superior en RD$8,500 millones en términos monetarios.
Aún logrando las metas de ingresos y gastos programadas en el Presupuesto 2017, se mantendría la tendencia de los últimos años de déficits cercanos al 2.5% del PIB. Así, nos avecinamos al décimo año consecutivo de balances presupuestarios deficitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *