“Lo que ha pasado en esta tierra es otro Guernica”

ENTREVISTA | ASOUIK RIDUAN

 “Lo que ha pasado en esta tierra es otro Guernica”

Asouik Riduan, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, es el coordinador de la pintura del Guernica colocada en la Plaza de los Mártires de Alhucemas.

Youssef Ouled, Alhucemas
DIAGONAL

Asouik Riduan. / YOUSSEF OULED

¿De dónde surge la idea de pintar un Guernica y colocarlo en la Plaza de los Mártires?

Nace con la intención de ir más allá de Alhucemas, queríamos trasladar lo local a lo universal, pensé en algo, me pasaron por la cabeza muchas pinturas y de repente recordé el caso del País Vasco, Picasso y la historia que lo envuelve. La idea era presentar esta pintura, prepararla de forma colectiva, con la intención de que participara mucha gente. El resultado fue muy bueno.

“Guernica no es un cuadro, es un pueblo, guarda mucha semejanza con el Rif, se trata de una gente que vivía y fueron bombardeados por los nazis”

Expliqué a los jóvenes que se acercaban qué era el Guernica, su causa, la historia de la Guerra Civil, también hablamos sobre la Guerra del Rif. Guernica no es un cuadro, es un pueblo, guarda mucha semejanza con el Rif, se trata de una gente que vivía y fueron bombardeados por los nazis. Muchas personas, sobre todo los jóvenes, empezaron a interesarse, querían saber y fue una experiencia muy positiva.

¿Cómo se realizó la pintura?

Mucha gente comenzó a venir, me sorprendió. Al principio, decían que esto no tenía nada que ver con lo que está sucediendo en el Rif. Pero ocurrió lo contrario, la gente veía la semejanza, la similitud y comenzaron a acudir para fotografiarse con el cuadro en la Plaza de los Mártires. Ver ese cuadro y su esencia hizo que la se identificaran y que después se crearan grupos de debate.

Nos han comentado que un vendaval echó abajo el mural de la pintura.

Puede ser, yo tengo la sospecha de que no ha sido así, no quiero juzgar sin saber pero aquí ahora mismo tenemos una situación muy tensa. He visualizado con detenimiento las maderas que sujetaban la pintura y la forma en cómo están quebradas invitan a pensar que se han roto de forma intencionada, por un empujón. Pero se ha recogido y se ha guardado en un local donde se está restaurando. Queremos tenerlo ahí y sacarlo cada vez que la situación lo requiera, en momentos puntuales que refuercen su simbolismo.

¿Cuál es la relación del Guernica con Mohssine Fikri?

Hemos utilizado uno de los soldados que está tumbado en el suelo, a ese personaje hemos intentado darle un toque para que se pareciese a Mohssine.

 

Guernica en la Plaza de los Mártires de Alhucemas.

Lo que ha pasado en esta tierra es otro Guernica, lo he dicho en muchas ocasiones, Picasso ha acumulado muchas cosas de lo que ha pasado en el Rif y llegó a Guernica con una preparación, estoy seguro de ello. Guernica, según me ha comentado muchas personas, fue realizado por algunos croquis hechos por jóvenes vascos que escaparon a Francia tras el bombardeo y tuvieron un contacto con él y de ahí le surgió la idea. Hay una relación con nuestro pueblo. Aquí utilizaron armas químicas fabricadas por alemanes. Son dos pueblos que sufrieron y sufren y la intervención internacional, tanto allí como aquí por parte de los alemanes, los italianos… hay mucha relación.

El Rif no tiene el poder que tuvo el País Vasco en aquellos tiempos, pero en esa época los intelectuales rifeños estaban implicados en la lucha, con intelectuales me refiero a nuestros abuelos dirigidos por Abdelkrim, así como los campesinos que empuñaron las armas para proteger sus tierras.

¿La juventud rifeña ha captado el mensaje que transmite el Guernica?

Eso se verá con el tiempo, hemos arrancado con algo. Ahora la gente puede ver que el arte no es algo al margen de la política, que es lo que se intenta mostrar desde diferentes esferas. Cuando el arte es quien refleja el sufrimiento de cada pueblo, a través de la pintura, la música, la poesía.

En los jóvenes he visto una mirada profunda en la que se percibe la crítica, la de si el arte simplemente decora o es un una herramienta para cuestionar la realidad. Por otra parte, artísticamente Picasso es un referente mundial.

Guernica fue atacado por los nazis. ¿Al utilizar esta pintura pretendes establecer una relación con el Rif?

Éste es un sistema no democrático, que no respeta los derechos básicos de la vida, observemos cómo mataron a Mohssine o lo que hicieron con los jóvenes quemados en la sucursal bancaria del Banco Popular en Alhucemas en febrero de 2011, son prácticas de un régimen nazi. Yo digo que es un sistema que refleja lo que es la violencia en todas las dimensiones. Un sistema que no tiene arreglo, salvo que quienes aquí mandan se marchen y sean los ciudadanos quienes tomen el poder. Hace falta autodeterminación en todos los aspectos: económicos, políticos, sociales… acabar con este régimen depende de la población marroquí.

Los hechos hablan por sí sólo y ahí están. Sólo hay que verlos. En esta tierra no tenemos una escuela de arte, por ejemplo. Tenemos caridad, nos tratan como si fuésemos personas al margen de lo que existe. Me refiero a los rifeños y cuando hablo del Rif me refiero a todo el norte, desde Larache hasta la frontera con Argelia.

¿Qué te parece el Movimiento Popular en el Rif?

Nuestro interés es que el movimiento siga vivo, que la gente siga luchando. Que haya un consenso entre las personas que luchan por los derechos de su pueblo, luchando contra la marginación total por parte del régimen. El futuro dependerá del pueblo rifeño en general, no sólo de Alhucemas, aunque sea el corazón del movimiento. Ojalá todas estas personas tengan la conciencia y la voluntad de reivindicar lo que aquí reivindicamos.

Hablas de autodeterminación…

Mientras haya una lucha pacífica todos tienen derecho a reivindicar en lo que creen, hay una demanda popular en la que comulgamos, decimos no al majzén y no a la hogra, eso es lo común, el consenso. Nadie debe tomar la iniciativa de hablar a nivel de conjunto y cada uno es libre de exponer sus opiniones, eso es lo que hago yo aquí.

En la asamblea popular que se celebran hay permanentemente unas 200 personas que trabajan de forma constante y eso es una gran alegría y me llena de orgullo, cada vez que hay un llamamiento a reunirnos. El futuro nos dirá qué quiere el pueblo. Lo que pedimos desde ya es el fin de la violencia del majzén. El fin de la violencia económica, de la marginación social y política. Es una violencia permanente que debe parar.

En la autodeterminación hay muchas etapas y ésta no consiste en levantar barreras con otros pueblos, yo levanto una barrera con este régimen podrido, pero no con los demás pueblos oprimidos con los que estoy de acuerdo y apoyo su lucha. Tenemos mucha fuerza.

¿Cómo ves la lucha que mantienen desde fuera del Rif, la gente de la diáspora?

Todos son víctimas de una misma política, por eso se han ido. Son víctimas que no quieren que a este pueblo se le siga tratando de esta forma. Están físicamente fuera, pero su corazón permanece aquí, como también lo viví yo. Cuando estaba fuera sentía con más fuerza el amor por esta tierra.

El poder del que estamos hablando aquí desde el principio no es sólo el poder marroquí, el majzén, es un poder apoyado por los países democráticos. Muchos de los votantes de los partidos políticos en estos países deberían vigilar a que países apoyan los dirigentes antes de entregarles su apoyo. Porque cuando se vota a un partido que mantiene una relación con un régimen antidemocrático se es cómplice de sus prácticas. Mientras exista este majzén, nuestros hijos seguirán mirando al mar como única salida.

Como decía Abdelkrim, cuando un pueblo triunfa contra el colonialismo en cualquier sitio, éste es un triunfo también para nosotros y cuando un pueblo es aplastado por el colonialismo, también nos aplasta a nosotros.

https://www.diagonalperiodico.net/global/32643-lo-ha-pasado-esta-tierra-es-otro-guernica.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *