“En el periodismo” hay falta de calidad, corrupción e incompetencia

“En el periodismo” hay falta de calidad, corrupción e incompetencia

Margarita Cordero.
Periodista Margarita Cordero, exdirectora de 7dias.com.do y dirigente feminista.
 

Rafael Tomás Jaime

Z101DIGITAL

Rectora entre la clase periodística dominicana, Margarita Cordero, ve con preocupación el ejercicio del periodismo, que estima está caracterizado por la falta de calidad, de competencia y la corrupción de quienes ingresan a las escuelas y los medios de comunicación.

Para la ejecutiva de medios y luchadora por la equidad de género, la situación del periodismo en occidente, y en especial en República Dominicana, es “muy lamentable”. Estima que está en crisis, tanto en el país como en España y todo el occidente.

En una conversación sobre “El periodismo comprometido y los nuevos tiempos” con las periodistas Edith Febles y Greysi de la Cruz en el programa “En la Mira”, en la emisora Fidelity FM, Cordero comparó el periodismo de la época post Trujillo y de las grandes jornadas de luchas sociales y políticas de las décadas pasadas con el ejercido en la actualidad.

Expuso que sin pretetender que en el pasado fue mejor, respecto a la actualidad estma que hay una diferencia sustancial.

“En la época postrujillista habíamos periodistas más comprometidos, eran tiempos diferentes, había más motivaciones, que hoy han desaparecido. El periodismo actual se caracteriza por la corrupción y una degradacion bastante notoria en lo que tiene que ver con la calidad del ejercicio”, enfatizó.

Graduada de Comunicación Social en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y formadora de periodistas, Margarita Cordero insiste en sus lamentos.

“Es lamentable. En los últimos años no se ha logrado tener una clase de periodistas que tengan un mínimo de competencia. Lo digo con franqueza y sin herir a nadie. Al contrario, las propias escuelas de periodismo lo han discutido y muestran preocupación por los bajos niveles de quienes ingresan a las academias”, expresa de manera crítica.

“Vivimos el mundo de los 140 caracteres, de las redes sociales. Es un problema serio, porque el conocimiento es la materia prima, es lo esencial y si no lo tienes, no podrá comunicar, porque no tiene el léxico para formarte una visión del mundo. Si se tiene un universo de 140 palabras o caracteres, se tiene un universo reducido de la realidad, del mundo”, insiste en sus preocupaciones.

Para Margarita Cordero el periodista corrompido es parte de un entramado de los inversionistas que son propietarios de los medios de comunicación, ya que reciben bajos salarios y es obligado a solucionar situaciones de gravedad económica en base a las relaciones con los políticos y los empresarios.

A esto se agrega -observó- el fenómeno de las estructuras en los medios de comunicación, ya que los mismos dueños son quienes integran los consejos de administración y de dirección, contrario a épocas pasadas, cuando quienes dirigían e integraban esos consejos eran periodistas.

Explica que el problema inicia con la llamada “guerra de las papeletas” y la inserción del capital financiero como propietario de medios de comunicación. Citó los casos de Rahintel y el periódico La Noticia en sus años de postrimería, el Listín Diario y el periódico El Siglo, propiedad de los grupos Pellerano- Bancrédito – y el Banco Intercontinental (Baninter).

Visión del periodismo

Para la exdirectora del periódico digital 7días.com.do, “el periodismo seduce, enamora, es algo que se lleva en la sangre. Es algo que se lleva dentro, que debe permanecer en movimiento hasta que decides retirarte”.

Enfatiza que “el periodismo es curiosidad, es una conducta, es una manera de ser. Es una concepción. En verdad es un oficio que bien cumplido genera satisfacciones personales, y digamos que sociales”.

“Yo quería ser escritora y entendí que la vía más expedita era siendo periodista”, puntualizó.

Periodismo comprometido

Cordero recuerda que incursiona en el periodismo con una concepción de querer colaborar con la construcción de la democracia dominicana, para lo cual destaca que surge un grupo de profesionales que forjó una escuela bajo esa visión.

Cita entre muchos otros a Rafael Molina Morillo, Freddy Gatón Arce, Rafael González Tirado, Alberto Malagón y Juan Bolívar Díaz.

Emocionada, relata que esa escuela tenía como propósito atraer a personas comprometidas, y algunos procedían de los periódicos El Caribe y Listín Diario.

“Fuí parte de esa escuela, teníamos profesores de lujo, lo cual era muy motivador”, expresó con admiración.

Género y periodismo

Margarita Cordero, adjunto a su labor periodística surge como una de las impulsadoras del movimiento feminista en el país junto a la fallecida Magaly Pineda, con quien funda el Centro de Investigación Para la Acción Femenina (Cipaf).

Por su condición de mujer, matiza que nunca se sintió discriminada por sus compañeros de ejercicio ni por quienes dirigían los medios.

Por el contrario, destaca que siempre encontró mucho aliento y estímulos de sus colegas varones.

“No puedo decir otra cosa, son gente en las que tengo afectos personales y han tenido un peso en mi vida profesional, que recalco, cada vez que me toca hablar del caso, como Osvaldo Santana, Bienvenido Álvarez Vega, Eulalio Almonte Rubiera, entre otros”, proclamó.

Concentración de poder y democracia

Critica la concentración de los medios de comunicación en los propietarios de los grandes capitales y afirma que ese fenómeno limita la libertad de expresión y hace daño al sistema democrático, ya que no permite la transparencia.

Opina que ese fenómeno no solo se da en el Estado, también a nivel privado.

“Ahora no hay forma de saber si los dueños de los medios pagan sus impuestos”, cuestionó.

Redes sociales

Margarita Cordero estima que las redes sociales no deben observarse como un peligro para el ejercicio del periodismo, sino como un instrumento, herramientas para su desarrollo y potencialidad.

Sin embargo, advierte que cada periodista debe ser cuidadoso en lo que toma de éstas, “ya que a través de las mismas se producen mentiras”.

“Las redes sociales deben ser un aliado de los periodistas, porque hay cosas que no se publican, porque están producidas por anunciantes y los medios de comunicación se cuidan, porque son empresas, pero hay informaciones que esos medios no publican y hay quienes las ofrecen con objetividad y sirven para comunicar y lograr objetivos ante la sociedad”, conceptualizó.

Concluyó su conversación en el programa “La Mira”, de Fidelity FM, con la concepción de que “Con las redes es más difícil censurar la libre expresión”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *