Más de cien detenidos en la cuarta jornada de movilizaciones contra la Ley del Trabajo

FRANCIA

Más de cien detenidos en la cuarta jornada de movilizaciones contra la Ley del Trabajo

En la última semana, los manifestantes han hecho una protesta pacífica en un Carrefour para denunciar el papel de las grandes superficies y han ocupado el teatro Odéon para exigir trabajo digno para los ‘intermitentes’.

Franck Richard, Diagonal

Manifestación contra la Ley del Trabajo el 9 de abril. / OLIVIER ORTELPA

Cuando las protestas de la Nuit Debout en Francia cumplen casi un mes, con plazas ocupadas y diversos tipos de acciones, el país vivió ayer su cuarta jornada de movilizaciones en contra de la reforma de la Ley del Trabajo planteada por el Gobierno del Partido Socialista. La oposición a esta ley, que fue el detonante de las movilizaciones y ocupaciones de plazas, sacó ayer a la calle a cientos de miles de personas en una jornada marcada por la tensión.

Entre 170.000 y 500.000 personas se manifestaron más de una veintena de ciudades en toda Francia respondiendo al llamamiento de siete sindicatos, que buscan tumbar una reforma que, denuncian, supone un mazazo a los derechos de los trabajadores.  En París se produjeron cargas policiales y fuertes enfrentamientos tras la manifestación, al igual que en el Havre, en Lyon, en Rennes, en Nantes y en Marsella. En total se produjeron unos 124 detenidos y varias decenas de heridos.

Esta movilización se produce sólo dos días antes del 1 de Mayo, que este año se centrará en la lucha contra la reforma laboral. A esta movilización le seguirá otra gran jornada de protestas el día 3, que está previsto que se inicien los debates parlamentarios sobre la ley.

Protestas en Grenoble

 

Alrededor de 50 personas del movimiento Nuit Debout en Francia decidieronpenetrar el sábado pasado en el supermercado Carrefour Grand’Place Échirolles en Grenoble. Según un testigo de la escena, los manifestantes entraron en el almacén sobre las seis de la tarde y se concentraron en la sección de frutas y verduras.

En pocos minutos, los participantes dispusieron dos mesas en las que descargaron el contenido de sus carros: yogures, patatas fritas, bebidas, bocadillos… Según uno de los participantes, “productos elaborados por Nestlé y Monsanto”. “Tenemos derecho a hacer esto, la ley autoriza al consumidor a probar antes de comprar”, indica una persona del picnic improvisado.

Además, los manifestantes pretendían denunciar la supremacía de las multinacionales, concretamente en la distribución a gran escala, ya que “retienen como rehenes a los consumidores y engordan a los accionistas, en detrimento de los asalariados y los pequeños productores”.

“Carrefour ha destruido las pequeñas tiendas del barrio de La Villeneuve”, señala unos de los manifestantes de Nuit Debout. “Nuestra intervención en este almacén es también una manera de acercarnos a la población pobre de las afueras de Grenoble, que se ha quedado sin la posibilidad de poder elegir dónde comprar sus alimentos”.

París

Al día siguiente en París, los participantes en Nuit Debout y los intermitentes (trabajadores con contratos discontinuos, principalmente del espectáculo), así como otros miembros de varias asociaciones, tomaron el Odéon, el emblemático teatro de la capital francesa.

Desplegando varias pancartas, los participantes anunciaron su intención de ocupar el lugar hasta el fin de las negociaciones sobre del seguro de desempleo de los actores y otros trabajadores del ámbito de las artes escénicas. La elección de ese teatro no es casualidad. “El Odéon es un lugar simbólico de lucha tanto en el ámbito artístico como político en general, es un teatro público, un sitio abierto donde podemos discutir juntos”, decía una persona presente.

Pero el lunes al final de la tarde, mientras unos manifestantes intentaron entrar en el teatro, los antidisturbios utilizaron la fuerza para dispersar a los participantes. “Era una manifestación pacífica, no hemos comprendido esta brutalidad…”, se sorprende un joven.

La violencia empleada por la policía no ha hecho más que acentuar la movilización. En un comunicado emitido al día siguiente de los hechos, los organizadores pidieron la “retirada de las fuerzas del orden de la plaza del Odéon”. “Desde el principio de la ocupación, la presencia policial ha sido permanente: rechazamos vivir en un estado policial”, añaden en el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *